Archivo - El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski


Archivo – El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski – PRESIDENCIA DE UCRANIA – Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Uno de los casos implica la supuesta compra de raciones militares a precios inflados por parte del Ministerio de Defensa

MADRID, 24 Ene. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, ha anunciado este martes el cese de más de una decena de gobernadores, viceministros e incluso su asesor adjunto, días después de anunciar que habría cambios en la cúpula del país tras varios escándalos en el seno del Ministerio de Defensa y la detención de un viceministro por supuestamente aceptar sobornos.

Las autoridades ucranianas confirmaron el domingo la detención y cese del viceministro de Infraestructuras y Desarrollo Comunitario, Vasil Lozinski, por supuestamente aceptar sobornos. Tras ello, el titular de la cartera, Oleksander Kubrakov, detalló que Lozinski «fue detenido cuando recibía sobornos por valor de 400.000 dólares obtenidos por su ayuda a la hora de finalizar contratos para la compra de equipamiento y maquinaria».

Kubrakov desveló además que había dado orden de analizar «todos los proyectos activos» en el seno del ministerio, incluidos «fondos presupuestarios, fondos de instituciones financieras internacionales y para proyectos de asistencia técnica», mientras que Zelenski criticó duramente el caso y prometió además cambios en el seno del Gobierno.

«Quiero que esto sea una señal para todos sobre que estas acciones o comportamiento violan el principio de justicia. Por supuesto, nuestro foco principal son los asuntos de defensa, la política exterior y la guerra, pero eso no significa que no vea u oiga lo que se dice en los distintos niveles de la sociedad», explicó.

En este sentido, subrayó que estaba preparando «decisiones apropiadas». «Será justo. En cada situación analizaremos todo con detalle», dijo, al tiempo que reseñó que trabajaba para abordar la situación en lo relativo a «energía y suministro» y «las relaciones entre el Gobierno central y las regiones». «El Estado dará pasos necesarios y potentes», adelantó, al tiempo que abordó que entre los asuntos a tratar figura la entrega de suministros al Ejército.

Así, Zelenski hizo una velada referencia a las investigaciones sobre el supuesto papel del Ministerio de Defensa en la compra de raciones militares a precios inflados, unas acusaciones rechazadas firmemente por parte del titular de la cartera, Oleksiy Reznikov, quien apuntó a una campaña para socavar la confianza en el Gobierno entre los socios internacionales de Kiev.

Finalmente, el presidente ucraniano ha aceptado a primera hora del día la decisión de su asesor adjunto, Kirilo Timoshenko, quien poco antes habría dado las gracias a Zelenski por su «confianza» y «la oportunidad de llevar a cabo buenas acciones cada día y a cada minuto». Poco después, Reznikov ha apoyado la petición de su viceministro, Viacheslav Shapovalov, de ser apartado del cargo.

Shapovalov, responsable de suministros en retaguardia, ha pedido ser cesado tras las acusaciones sobre irregularidades en la adquisición de alimentos para las tropas. «A pesar de que las acusaciones son infundadas, las palabras de Shapovalov sobre su cese son un acto meritorio en línea con la tradición de la política europea y democrática, así como una muestra de que los intereses de Defensa son más elevados que cualquier cargo», ha afirmado el Ministerio de Defensa a través de un comunicado.

Poco después, el fiscal general de Ucrania, Andriy Kostin, ha firmado una orden con el cese de su ‘número dos’, Oleksiy Simonenko, quien había estado en el cargo desde marzo de 2020. La Fiscalía ha dicho en Telegram que Simonenko había presentado su dimisión.

Apenas unas horas después, el Gobierno ucraniano ha aprobado una serie de decretos del presidente para el cese de cinco gobernadores y cinco viceministros. Los gobernadores afectados son los de las provincias Kiev, Oleksiy Kuleba; Zaporiyia, Oleksandra Staruja; Sumy, Dimitro Zhivitski; Jersón, Yaroslav Yanushevich; y Dnipropetrovsk, Valentina Reznichenko.

En el caso de los viceministros, los cesados son el propio Shapovalov, la viceministra de Política Social, Vitali Muzichenka, y los viceministros de Desarrollo Ivan Lukerya y Viachelsav Negoda. Tanto Lukerya como Negoda habían anunciado poco antes su dimisión a través de sendos mensajes en sus cuentas en la red social Facebook.

RESTRICCIONES A LOS VIAJES AL EXTRANJERO

Sin embargo, las autoridades no se han pronunciado por el momento sobre si estos ceses tienen relación alguna con las investigaciones en torno a presuntas irregularidades. Zelenski ordenó a última hora del lunes que los funcionarios no puedan salir del país si no es para llevar a cabo funciones oficiales.

«Esto se aplica a los oficiales de las fuerzas de seguridad, a representantes electos, a fiscales y a todos los que trabajen para el Estado y en el seno del Estado. Si quieren descansar, lo harán al margen de su servicio al Estado. Los funcionarios no podrán ir al extranjero para descansar o para cualquier otro propósito que no tenga relación con el Estado», recalcó.

Por su parte, el asesor de la Presidencia de Ucrania, Mijailo Podoliak, ha sostenido que «las decisiones personales de Zelenski son muestra de las prioridades clave del Estado». «No se hará la vista gorda. Durante la guerra, todos deben entender su responsabilidad. El presidente ve y escucha a la sociedad y responde directamente a una demanda clave del público: justicia para todos», ha manifestado en Twitter.

Estas acusaciones por corrupción han llevado además a David Arajamia, líder del bloque parlamentario del partido de Zelenski, Servidor del Pueblo, a imponer penas de cárcel contra los funcionarios implicados en estos casos. «Desde el 24 de febrero (de 2022, fecha del inicio de la invasión rusa), funcionarios en todos los niveles han sido advertidos por canales oficiales y no oficiales: centrarse en la guerra, ayudar a las víctimas, reducir la burocracia y evitar negocios dudosos», manifestó el lunes en Telegram.

«Este mensaje fue escuchado por muchos. Por otros no, desafortunadamente. Aparentemente, actuaremos de forma definitiva esta primavera. Si no funciona de forma civilizada, será a través de las leyes de guerra», dijo, antes de incidir en que «esto se aplica tanto a la reciente compra de generadores como a los recientes escándalos en el Ministerio de Defensa».

«En el marco de la responsabilidad, pedimos a las autoridades que abran investigaciones y analicen estos sucesos desde el punto de vista legal. Si se ha violado la ley, estas personas deben ser castigadas por ello», zanjó Arajamia, quien fue además uno de los negociadores en los contactos mantenidos en 2022 con Rusia para intentar lograr un acuerdo de paz.

Ucrania ha sido escenario en el pasado de numerosos casos de corrupción y Transparencia Internacional lo situó en 2021 en el 122º puesto de un total de 180 en su estudio sobre percepción de la corrupción. La lucha contra estos delitos es también una de las demandas clave de la Unión Europea (UE) en el marco del proceso para su posible adhesión al bloque, algo rechazado firmemente por Rusia.

Fuente: Europa Press