«Si alguien quería que PP gobernara en solitario que le hubieran votado. No voy a regalar los votos a nadie», avisa el candidato

Pide medidas sobre industria, campo, natalidad y derogar políticas «de izquierdas» como la de violencia de género o memoria histórica

ARROYO DE LA ENCOMIENDA (VALLADOLID), 14 (EUROPA PRESS)

El candidato de Vox a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha insistido este lunes en exigir formar parte del Gobierno de la Junta de Castilla y León que surja tras las elecciones de este domingo y ha garantizado que no facilitará un gobierno en solitario del PP ni se prestará a ser «muleta de nadie».

En rueda de prensa este lunes, García-Gallardo ha confirmado que Vox exigirá entrar en el próximo Ejecutivo regional para apoyar al PP. Y ha descartado la posibilidad de abstenerse para evitar la repetición de elecciones. «Lo dijimos claro, si alguien quería que el PP gobernara en solitario que hubieran votado al PP, no voy a regalar los votos a nadie», ha garantizado.

«Tengo que decir de manera rotunda que el resultado de las elecciones nos da el derecho y el deber de integrar el próximo Gobierno de Castilla y León, no es una sorpresa, hemos venido a dar cambio de rumbo, esto es un punto de inflexión», ha enfatizado García-Gallardo insistiendo en el mensaje que ya lanzó este domingo el líder de Vox, Santiago Abascal, tras conocer los resultados.

Ahora, ha defendido que las negociaciones deben quedar en el ámbito de Castilla y León y ha asegurado que él mismo dirigirá las conversaciones por parte de Vox. «Espero que en Castilla y León nos entendamos, voy a dirigir las negociaciones con Fernández Mañueco yo personalmente, creo que es lo razonable», ha zanjado, al tiempo que ha avisado de que no tiene nada que hablar con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, porque no ha sido el candidato en la comunidad.

En este sentido, García-Gallardo ha afirmado que por el momento no ha recibido la llamada del candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, para abrir esa negociación. «Parece que primero iba a llamar al PSOE, tampoco nos sorprende», ha señalado entre los aplausos de los simpatizantes de Vox que han asistido a esta comparecencia ante los medios de comunicación.

Además, ha evitado citar qué consejerías le gustaría gestionar, aunque sí ha defendido que Vox tendría que contar con al menos la misma representación que tuvo Ciudadanos tras las elecciones de 2019, cuando entró a formar parte del Gobierno con varias consejerías y la vicepresidencia habiendo obtenido 13 procuradores, frente a los 14 de Vox este domingo.

No obstante, ha insistido en que antes de hablar de sillones es necesario referirse a las políticas y ha defendido la necesidad de derogar «políticas de izquierdas» como, a su juicio, son la Ley de Violencia de Género o el Decreto de Memoria Histórica.

García-Gallardo ha garantizado que desde la formación que representa se negociará con «responsabilidad, prudencia, firmeza y flexibilidad» desde la consciencia de que tendrán que ceder en algo dada su representación. No obstante, ha insistido en que Vox «no es más ni menos que nadie».

«Si otros partidos con una menor representación han integrado el Gobierno nosotros vamos a hacer valer nuestros votos, un votante de Vox no vale menos que el de otro partido se llame como se llame», ha defendido.

«Si no se conforma un Gobierno para cambiar el rumbo de Castilla y León que no cuenten con Vox», ha insistido, tras lo que ha agradecido a Fernández Mañueco esta convocatoria electoral para que se refleje en el Parlamento regional la «realidad» actual de la sociedad.

En cuanto a las políticas, ha detallado que entre sus objetivos está la bajada de impuestos, impulsar la natalidad, políticas de campo e industria, además de hablar de la Agenda España y sus diez principios rectores y dar voz a la España silenciada.

Sobre este último punto ha asegurado que Vox se pondrá en contacto con las plataformas ciudadanas que defienden políticas contra la despoblación y que no han logrado representación en el Parlamento como ‘España vaciada’ para darles voz desde su defensa del papel de la provincia «en toda su diversidad». En este sentido ha repetido sus críticas al Estado de las Autonomías, un modelo, a su juicio, «fracasado».

«TEZANOS DE IZQUIERDAS Y DE DERECHAS»

Por último, García-Gallardo ha agradecido el respaldo del partido y la implicación en la campaña de la Comunidad, al tiempo que ha aprovechado también para alabar el respaldo de los votantes de Vox. «Gracias por su confianza a pesar de la demonización de algunos medios y de la influencia de los Tezanos de izquierdas y derecha que han tratado de influir desde el principio», ha señalado.

«Teníamos datos que decían lo contrario, ha habido encuestas que decían que el Partido Popular iba a obtener una mayoría absoluta de la que nunca ha estado cerca, incluso al final de la campaña han querido sembrar el miedo con la posibilidad de un gobierno del PSOE que luego el resultado lo que ha dado está muy lejos de ser realidad», ha lamentado, ante lo que ha añadido: «Quiero hacer un énfasis especial en que esto es un gran problema para la democracia hay que decir a estos Tezanos de izquierdas y Tezanos derechas que no puede seguir esto así porque ser pervierte la democracia».

Fuente: Europa Press