MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) –

El presidente de Vox, Santiago Abascal, ha acusado este martes a los partidos de izquierda de caer en la victimización «hasta el ridículo» y ha asegurado que hace mucho tiempo que no quieren que los españoles «voten en paz».

En un acto en el municipio de Valdemoro junto a la candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, Abascal ha señalado que estos cuatro días tras haber recibido amenazas el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, y otros representantes públicos no son «casualidad» y ha recordado la «deslealtad» que tuvo la izquierda tras el 11 de marzo.

De la misma forma, ha vuelto a criticar que no se condene la violencia contra Vox que fue «instigada» por el Gobierno y «amparada» por el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, además de incidir en que pese a condenan «toda la violencia» están «cansados del numerito».

«Desconfiamos de cualquier cosa que diga el Gobierno», ha recalcado y ha censurado el «montaje» que se creado porque llevan días hablando de unas cartas amenazantes y «no han querido hablar de Vallecas».

Por su parte, Monasterio ha aludido a lo «nerviositos que están algunos» y ha criticado a algunos medios de comunicación «progres» por estar estudiando «historias de neandentales a ver si encuentran una saga familiar que nos pueda emparentar con el tipo de la navaja».

En su discurso, la líder de Vox en Madrid ha mostrado sus dos pasaportes de España y Cuba y ha señalado que con el pasaporte de España ha tenido «libertad, una educación y ha podido formar una familia», mientras que con el cubano «no puedes caminar por la calle porque no tienes libertad, no puedes discrepar porque te vas a prisión».

Ha asegurado que esta situación es la que trae «Iglesias, (Pablo) Echenique, (Alberto) Garzón o Pedro Sánchez» y esto es lo que «no van a dejar entrar en Madrid». «Se han dado cuenta que lo que hablamos es de acabar con el despilfarro político, el bienestar de los políticos, poner los recursos en sanidad, educación y emergencia social», ha apuntado.

Considera que la izquierda está hablando de «la ultraderecha, el fascismo o el odio entre españoles» porque «no tiene una solución» y porque no saben como sacar a los españoles de la crisis sanitaria. «No quieren que hablemos de lo que a vosotros os importa», ha apuntado Monasterio.

Asimismo, ha ensalzado que los madrileños necesitan «salir adelante» aunque esto a muchos políticos «ni les suena». «Es el esfuerzo que haces todos los días por levantar la persiana, cumplir con tu horario de trabajo, conseguir un cliente, pagar los impuestos», ha relatado.

«VOX NACIÓ PARA LUCHAR CONTRA EL ODIO»

La candidata ha subrayado que Vox nació para luchar contra el odio que ha dividido a hombres y mujeres, hijos y padres y a las autonomías. «Vox viene a unir en un proyecto común bajo una bandera común», ha afirmado Monasterio, quien ha resaltado que viene a la política a «sacar adelante a las familias».

«Miramos a Pablo Iglesias a los ojos, nadie se había atrevido a hacerlo antes», ha defendido, y ha destacado que Vox no se va a mover sino que el que va a «salir por la puerta» va a ser Iglesias. «Venimos a desocupar las instituciones de gente como Pablo Iglesias, a todos, a todas y a todes fuera de las instituciones, de seguir haciendo daño a los españoles», ha expresado.

Por ello, ha aseverado que van con «espíritu, fuerza, coraje y convencimiento» a las elecciones del próximo 4 de mayo y para «proteger Madrid».

Fuente: Europa Press