«La ley trans tiene ya un recorrido político, otra cosa es que el PSOE siga teniendo un debate interno que siga sin resolver», afirma

BILBAO, 31 Oct. (EUROPA PRESS) –

La secretaria de Organización de Podemos y secretaria de Estado de la Agenda 2030, Lilith Vestrynge, ha insistido en que no se puede permitir que el «bloqueo» en la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), de manera que el PP «tenga el dedo en el botón hasta el momento en que decida desbloquear». A su entender, este órgano se debe «parecer lo más posible a la realidad parlamentaria», que es «plural».

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, ha criticado que el PP está en «una deriva de bloqueo constante» del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en la que «reinicia una negociación que finalmente paraliza porque considera que está por encima de la propia democracia en nuestro país y que el órgano tiene que seguir sin renovarse y sin cambiarse».

Además, ha denunciado que, durante el proceso de negociación con el PSOE, ha establecido «una serie de vetos», en concreto ha aludido a Victoria Rosell, «una jueza con una trayectoria intachable» y que ha sufrido «un acoso jurídico muy grande».

En todo caso, ha subrayado que no se puede permitir que «ese bloqueo» y que el PP «tenga el dedo en el botón hasta el momento en que decida desbloquear» la renovación.

La representante de Podemos ha apostado por que «el órgano se parezca lo más posible a la realidad parlamentaria, a la realidad política de nuestro país y no dependamos de los tres quintos o del PP para realizar esa reforma».

Según ha indicado, «más que trabajarnos una mayoría, sería contar con que todo el mundo aceptase las reglas democráticas por las cuales la realidad en el Congreso es plural, diversa, y todas las fuerzas políticas tienen que estar representadas en función de lo que han votado los españoles».

Preguntada por las voces que piden una intervención del Rey en su papel de moderación y arbitraje, ha considerado que se trata de «una situación que debe desbloquearse por la vía de la política», si bien ha apuntado que «todo lo que pueda hacer el jefe del estado en ese sentido y que fomente y apoye un sistema más democrático, una renovación de un órgano que lleva cuatro años sin ser renovado, evidentemente, será útil».

PRESUPUESTOS

En otro orden de cosas, ha defendido que el proyecto de presupuestos generales del Estado para 2023 es «bueno globalmente» y ha destacado que, después de que las anteriores cuentas se diseñaron «más a responder a la inmediatez» de la pandemia y la crisis que generó, las de este año «van más a asentar derechos».

Con este objetivo, ha añadido, se ha planteado un Impuesto a las Grandes Fortunas para contar con «más dinero» que pueda ser usado en «más ayudas y más derechos públicos y sociales». Además, ha valorado que se persigue un «asentamiento de derechos» para mujeres y trabajadores.

Según ha asegurado, «en nuestros planes está que los presupuestos salgan adelante porque son necesarios en este momento» de crisis e incertidumbre.

Finalmente, ha insistido en que el proyecto de ‘ley para la igualdad real y efectiva de las personas trans y para la garantía de los derechos de las personas LGTBI’ «tiene que seguir su camino y aprobarse en los plazos marcados, antes de navidad, para que sea efectiva y entre en la legislatura».

«Es evidente que esa ley tiene ya un recorrido político, otra cosa es que el PSOE siga teniendo un debate interno que siga sin resolver. Pero la realidad es que la ley ya ha visto la luz, ya ha pasado por el Consejo de Ministros, ha recibido el apoyo del colectivo trans y LGTBI», ha señalado Vestrynge.

Por ello, cree que quien «tiene que pasar de los argumentos burocráticos y administrativos por los cuales se retrasa la aprobación final de la ley, a admitir que tiene un problema político que tendrá que gestionar y afrontar que la ‘ley trans’ es muy importante en nuestro país, es el PSOE».

Fuente: Europa Press