La asociación anuncia que retirará la medalla que dio en 2017 al ministro del Interior en una concentración secundada por PP, Vox y Cs

MADRID, 26 Mar. (EUROPA PRESS) –

Varios cientos de personas han secundado este sábado la protesta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) –unas 800 según la cifra de la Delegación del Gobierno, varios miles según los convocantes– contra el «Gobierno traidor», una concentración en la Plaza de Colón de Madrid en la que las consignas más repetidas han sido «Marlaska dimisión» y «basta ya».

La presidenta de la AVT, Maite Araluce, ha defendido el lema de la protesta, que cataloga de traidor al Gobierno de Pedro Sánchez, y ha centrado sus críticas en el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la política de acercamientos de presos de ETA y los pactos con EH Bildu.

Entre silbidos y gritos de los asistentes cuando se mencionaba el nombre de Grande-Marlaska, Araluce ha señalado que «ganas tenía de quitarle» la medalla que le dieron en 2017 al elegido por Pedro Sánchez en 2018 como ministro del Interior. Los asistentes han empezado a corear «quítasela», lo que ha confirmado la presidenta de la AVT: «Se la vamos a quitar».

Carlos Luján / Europa Press

«SÁNCHEZ, FUERA DE LA MONCLOA»

El consejero de la AVT Miguel Folguera ha sido muy duro con el Gobierno de Pedro Sánchez. «Sánchez tiene que estar fuera de Moncloa y Marlaska del Ministerio del Interior», ha dicho, apelando a la fuerza de los votos de los presentes en la concentración.

Como víctima de ETA cuando era guardia civil, Folguera también ha recriminado al ministro del Interior los ceses de los coroneles Manuel Sánchez Corbí y Diego Pérez de los Cobos. «Prefiere juntarse con Bildu», le ha recriminado a Grande-Marlaska. Durante el acto, que ha concluido con el himno de España, se ha reconocido en varias ocasiones la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La concentración de la AVT, que ha llenado algo menos de la mitad del espacio central de la Plaza de Colón, ha sido secundada por PP, Vox y Ciudadanos (Cs). El acto ha sido presentado por el periodista Albert Castillón, que ha respaldado la «foto de Colón» de 2019 –con los tres líderes de estos partidos, de los que ya sólo continúa Santiago Abascal–. Dignidad y Justicia o la Fundación Miguel Ángel Blanco también han secundado la protesta.

Bajo el lema ‘No todo vale, Gobierno traidor. Justicia para las víctimas del terrorismo’, la manifestación ha servido para protestar por el fin de la dispersión de etarras, las progresiones de grado y por contar con EH Bildu como socio parlamentario. En la plaza se han visto muchas banderas de España y pancartas en recuerdo a víctimas de ETA y pidiendo la dimisión de Pedro Sánchez.

Carlos Luján / Europa Press

«ORTIZ, FUERA DE MADRID»

La convocatoria ha coincidido en el tiempo con otras protestas contra la gestión del Gobierno, como las del mundo rural o la de transportistas. En la de la AVT fue clave el informe judicial de la Guardia Civil que revelaba contactos entre el entorno de los presos de ETA y el máximo dirigente de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, que Interior enmarcó en las «relaciones institucionales» con diferentes colectivos.

El consejero de la AVT Miguel Folguera ha citado al máximo representante de Instituciones Penitenciarias, nombrado en 2018 cuando llegó a Interior Grande-Marlaska. «Ortiz, fuera de Madrid», ha pedido el representante de la asociación de víctimas desde el atril. A Grande-Marlaska le han reprochado que les «mintiera mirándoles a los ojos» cuando les dijo que no acercaría al País Vasco a etarras con delitos de sangre.

La AVT ha recordado el plan normativo del Gobierno denunciando que quieren adelantar la excarcelación de medio centenar de etarras, descontando los años cumplidos en prisión en Francia. Esto último ha sido negado por el Ejecutivo.

Carlos Luján / Europa Press.

MARLASKA DEFIENDE QUE SE APLICA LA LEY

Estas últimas semanas, el ministro del Interior ha reiterado que «no ha dado beneficios» a los presos de la banda terrorista. «No tengo que pedir perdón, este Gobierno no ha dado ningún beneficio a los etarras, ni antes ni ahora, sino que aplica la legislación penitenciaria», sostuvo en el Congreso el pasado miércoles.

Grande-Marlaska reiteró que el Ejecutivo ahora actúa con «transparencia» al informar de cada acercamiento, recordando el «silencio» cuando se produjeron más de 800 traslados de etarras con gobiernos del PP. También aludió al aumento de subvenciones para estos colectivos de víctimas y el impulso dado al Centro Memorial de las Víctimas inaugurado en Vitoria y a las unidades didácticas sobre terrorismo.

Según el recuento de AVT, ya solo quedan 77 internos de la banda terrorista en prisiones que no sean de Euskadi y Navarra tras poner fin el Ejecutivo a la política de dispersión, una decisión en la que, destacan desde la asociación, no se ha reclamado «colaborar con la Justicia, pedir perdón a las víctimas ni arrepentimiento».

Con el actual Gobierno se han aprobado desde 2018 un total de 302 traslados correspondientes a 202 etarras, de los que 102 se autorizaron para ir a prisiones del País Vasco y otros 18 para ir a cárceles de Navarra. Todos los presos están ya a menos de 400 kilómetros y el 50% en cárceles vascas.

Además, la AVT critica que para las progresiones de grado –sólo queda un etarra en primer grado, el más restrictivo– se ha tenido en cuenta unas «cartas tipo de supuesto arrepentimiento», dentro de una estrategia de Sortu y el entorno etarra en la que era «partícipe» Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior. También cuestionan que desde 2018 esté paralizada la anunciada reforma legal para sancionar los homenajes a etarras, los conocidos como ‘ongi etorris’.

APOYOS DE PARTIDOS POLÍTICOS

La delegación del PP la ha encabezado el presidente de la formación en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, junto a otros dirigentes como Beatriz Fanjul o Marimar Blanco –que ayer llamó a recuperar el lema «basta ya» contra el Gobierno de Sánchez–. La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, excusó su no asistencia, aunque el jueves recibió a representantes de la AVT para mostrarles su apoyo.

La protesta fue inicialmente fijada para el próximo fin de semana, cuando se celebra el congreso del PP que previsiblemente elegirá a Alberto Núñez Feijóo como nuevo presidente de la formación, en sustitución de Pablo Casado. También ha estado el alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida.

El portavoz de Cs, Edmundo Bal, ha encabezado la delegación del partido naranja, una protesta que contó con el respaldo en redes sociales del líder de Vox, Santiago Abascal. Por parte de este último partido ha acudido a Colón la diputada Macarena Olona, una de las voces más críticas con la gestión de Grande-Marlaska.

También han apoyado la protesta diferentes organizaciones policiales como JUPOL y JUCIL, sindicato de la Policía Nacional y asociación profesional de la Guardia Civil, las dos nacidas de la plataforma Jusapol y mayoritarias en cada uno de los cuerpos policiales, así como SUP, AEGC o los funcionarios de prisiones de APFP.

La AVT lleva meses denunciando el «pacto presos por presupuestos» y que el Gobierno de Pedro Sánchez incluya a EH Bildu entre sus socios preferentes. También mostraron su recelo en el pasado por la transferencia de prisiones al País Vasco y las decisiones para poner fin a la política de dispersión sin exigir colaboración de los terroristas con la Justicia.

653862.1.260.149.20220326135316
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press