Una semana decisiva para el taxi

La semana comienza con una agenda caliente para el sector del taxi, que ha iniciado en las principales ciudades españolas, y a las que se van sumando poco a poco otras localidades, una huelga indefinida. Exigen al Gobierno que apruebe una limitación de las licencias de VTC (alquiler de vehículos con conductor), que usan las compañías Uber y Cabify.

Por ello, Ministerio de Fomento va a convocar este lunes a las federaciones del Taxi y de Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) a sendas reuniones, para poner fin a la grave crisis ocasionada principalmente en Madrid y Barcelona por la huelga indefinida de los taxistas. Unos paros que afectan especialmente a la conectividad de los dos mayores aeropuertos del país, Barajas y El Prat, en plena operación de salida y retorno de vacaciones. En el caso de Barcelona, más de 2.000 taxis tienen bloqueadas algunas de las arterias principales de la ciudad a modo de protesta.

Por su parte, el director general de Transportes de la Generalitat, Pere Padrosa, ha pedido a los taxistas que ocupan con sus vehículos el tramo central de la Gran Vía de Barcelona que desalojen esta avenida como gesto de buena voluntad negociadora. No obstante, el sector del taxi, consciente de las molestias que está generando la huelga en Barcelona, ha hecho llegar a Padrosa que levantar las protestas en el centro de la ciudad depende ahora únicamente del Ministerio de Fomento, al que exigen que ponga coto a las nuevas licencias de vehículo con conductor.

Entre tanto, está previsto que Padrosa tenga un encuentro con los representantes del sector del taxi el próximo martes, un día después de que Fomento se reúna en Madrid con las principales organizaciones del sector para intentar buscar una solución a una huelga que se inició el pasado miércoles en Barcelona y que este fin de semana se ha extendido a varias ciudades españolas, entre ellas Madrid

También el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha apelado este domingo a la responsabilidad del sector del taxi, como servicio público “crucial para los ciudadanos malagueños y los turistas”. Y añadió que “estando en plena temporada alta, este servicio es especialmente necesario para todos”, ha asegurado De la Torre, quien ha considerado “importante que la imagen de Málaga sea buena y que la del sector del taxi también lo sea”.

La Confederación de Taxis de la Costa del Sol, Elite, Amata y Aumat acordaron en asamblea, por votación mayoritaria, que Málaga y la Costa del Sol secundaran de forma indefinida las movilizaciones en otras provincias, con paros de la mitad de la flota y sin que el servicio en el aeropuerto sufra “ningún tipo de restricción”.

Otras grandes ciudades, como Valencia, Zaragoza o Sevilla se han sumado este fin de semana a la huelga indefinida que mantienen los taxistas de Madrid y Barcelona. También las agrupaciones de taxistas de Baleares han convocado a todos los profesionales del sector a una huelga el próximo martes entre las 9.00 y las 14.00 horas.

Fomento, por su parte, ha pedido calma y la “vuelta a la normalidad” como condición “para avanzar hacia una solución conjunta con todas las administraciones afectadas”, ha señalado el ministerio a través de un comunicado. El ministerio dice apostar por el diálogo y la convivencia “equilibrada” entre el Taxi y los VTC.

Las movilizaciones responden a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) de mantener la suspensión del reglamento metropolitano que restringe la concesión de licencias de VTC en Barcelona, lo que ayer motivó que el colectivo endureciera sus protestas, colapsando el centro de Barcelona y los accesos al aeropuerto.

Alto seguimiento

En la asamblea, celebrada en el paseo de Gràcia de Barcelona, justo al lado de la calzada que tienen bloqueada, los taxistas han llamado a no cesar las reivindicaciones y han asegurado que el paro está siendo secundado por el 100% del colectivo.

Asimismo, han hecho un llamamiento al resto de taxistas de España para que se sumen a sus movilizaciones, tras celebrar que el colectivo de Madrid haya decidido secundar también la huelga.

“Esta lucha es de todos”, ha afirmado el portavoz de Élite Taxi, Alberto Álvarez, que ha pedido a los taxistas un aplauso para la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, por el apoyo que está demostrando a sus reivindicaciones.

En declaraciones a la prensa tras la asamblea, Álvarez ha anunciado la intención de los taxistas de “seguir hasta el final” y ha emplazado al Gobierno a atender sus reivindicaciones aprobando un decreto ley que modifique los artículos de la ley para restringir las licencias de VTC, como ya hizo el reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que los jueces han suspendido.

Según han informado fuentes del gobierno catalán, para seguir de cerca la evolución de las movilizaciones del sector del taxi, los consellers de Presidencia, Elsa Artadi, y de Interior, Miquel Buch, han decidido no acudir esta mañana a Bruselas a acompañar al expresidente catalán Carles Puigdemont en su comparecencia ante la prensa, tras regresar desde Alemania a su residencia en la localidad de Waterloo, junto a otros miembros del gobierno catalán.

Por su parte, la asociación Élite Taxi ha emitido un comunicado en el que afirma que no se hace responsable de ningún acto que pueda ocurrir en las “calles” y ha culpado al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, de “la situación de alarma creada tras el inexplicable auto del TSJC” que mantiene la suspensión del reglamento de VTC.

Por su parte, la Federación Profesional del Taxi de Madrid ha hecho un llamamiento a las movilizaciones que el taxi de Madrid inició este viernes, cuando un grupo de taxistas realizó cortes puntuales en las terminales 1 y 4 del aeropuerto de Barajas durante el transcurso de una asamblea improvisada para mostrar su apoyo a los compañeros que realizaban huelga en Barcelona.

En un comunicado, la federación transmite su apoyo tras los acontecimientos de las últimas horas, en los que “la mayoría del sector” ha iniciado una serie de actos reivindicativos, que dicen comprender, como consecuencia de la suspensión del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) del reglamento del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) que limita las licencias VTC, con las que operan Uber y Cabify, tras un recurso de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Desde la Federación exigen una respuesta de la Administración que dé “tranquilidad y estabilidad” al colectivo. “Los compañeros, por iniciativa propia, han tomado una decisión que apoyamos y celebramos”, ha indicado la Federación en el comunicado, en el que se suman a los movimientos iniciados. “Será el sector el que marque la línea a seguir”, termina el texto.

Fuente: Cinco Días

By |2018-07-28T10:44:00+00:00julio 28th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Una semana decisiva para el taxi