Es posible que viajar a Barcelona desde Madrid o desde la ciudad condal hasta la capital nunca haya sido tan barato como promete ser ahora con el lanzamiento de la competencia en la linea ferroviaria de Alta Velocidad y con el lanzamiento de tren low cost de Renfe Avlo. Ahora mismo en la web del operador ferroviario hace falta esperar una cola virtual de más de 45.000  personas y varias horas de espera para comprar un asiento. No ya para intentar captar uno de los billetes a cinco euros, sino también para comprar cualquier otro billete sin oferta. Es la información que Renfe proporciona a los potenciales clientes que pretenden acceder a la página web.

Hoy jueves a las tres de la tarde Renfe abrió la operativa comercial de la web de Avlo y daba el pistoletazo de salida de la venta ordinaria de billetes del AVLO, el tren AVE ‘low cost’ que a partir del 6 de abril unirá Madrid y Barcelona, con los precios básicos de entre 10 y 60 euros fijados para este servicio, informó la compañía. 

A partir de ahora la comercialización ordinaria de este servicio, cuyo precio concreto final dependerá de distintos factores como son la antelación con que se realiza la compra, el horario y la
demanda existente.

El precio básico incluye el viaje y el transporte de un bolso de mano y una maleta de determinadas dimensiones. En el caso de que el viajero solicite otras prestaciones, se añadirán distintos suplementos, que oscilan desde los 8 euros por elegir asiento hasta un máximo de 30 euros por
portar una segunda maleta. La venta del AVLO empieza después de la promoción inicial por la que
Renfe ha vendido 16.000 plazas a un precio de 5 euros durante diez días.

La compañía ferroviaria pone inicialmente a la venta 522.000 plazas de AVLO para viajar desde el día de su estreno hasta el 31 de agosto, periodo que abarca las vacaciones de Semana Santa y de verano. Renfe comenzará con tres frecuencias diarias por sentido, a la que en mayo se sumará una cuarta, el servicio comercial de su nuevo AVE de bajo coste con el que busca adelantarse a los productos de este tipo que traerán los nuevos operadores con los que empezará a competir a partir
de diciembre.

Fuente: Cinco Días