HUELVA, 14 Sep. (EUROPA PRESS) –

La Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha desde este lunes hasta el domingo 20 de septiembre una nueva campaña de vigilancia y concienciación de los peligros que suponen las distracciones al volante. En concreto, han recordado que en la provincia de Huelva un total de 22 personas perdieron la vida debido a accidentes de tráfico por distracciones.

Según ha informado la Subdelegación del Gobierno en una nota de prensa, en la provincia de Huelva 22 personas fallecieron en accidentes de circulación en 2019, más del 20% de estos accidentes fueron debidos a distracciones.

En la última campaña de control de distracciones que tuvo lugar desde el 16 al 22 de septiembre de 2019, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil controló en la provincia un total de 2.524 vehículos, de los que 75 fueron denunciados, la mayor parte por conducir utilizando el teléfono móvil u otros dispositivos pero también por otros comportamientos peligrosos.

De este modo, la distracción y velocidad se convierten en un binomio que aumenta «muy significativamente» los niveles de riesgo durante la conducción y el uso del teléfono móvil durante la conducción aumenta hasta cuatro veces el riesgo de sufrir un accidente.

Asimismo, han reiterado que las distracciones siguen siendo la primera causa de los accidentes mortales de tráfico. En concreto en 2019 la distracción aparece como factor concurrente en el 28% de los accidentes mortales. Por este motivo, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha puesto en marcha una campaña de vigilancia y control de distracciones al volante, que se desarrollará entre los días del 14 al 20 de septiembre.

Con esta campaña, se trata de concienciar sobre la necesidad de una conducción más responsable, evitando malos hábitos que provocan distracciones al volante como el marcaje de un número de teléfono móvil, responder a una llamada telefónica, leer o contestar un whatsapp, encender un cigarrillo, ajustar la radio, o programar el GPS.

Los tipos de accidentes más frecuentes debidos a distracciones son la salida de la vía, las colisiones frontales, el choque con el vehículo precedente o el atropello. Y es que utilizar el móvil en la conducción supone apartar la vista de la carretera durante un tiempo determinado en el que se recorre una serie de metros sin que el conductor tenga el control del vehículo, ya que la atención la tiene puesta en el móvil.

De otro lado, han indicado que en encender un cigarrillo se tarda una media de 4 segundos. A una velocidad de 100 km/h, en ese tiempo se habrán recorrido 113 metros. Según las conclusiones de diversos estudios de investigación, fumar mientras se conduce multiplica por 1,5 el riesgo de sufrir un accidente.

La Ley de Seguridad Vial considera infracción grave conducir utilizando manualmente dispositivos de telefonía móvil, navegadores o cualquier otro sistema de comunicación, así como, conducir utilizando cascos, auriculares u otros dispositivos que disminuyan la obligatoria atención permanente a la conducción. Estas infracciones suponen una sanción económica de 200 euros y la pérdida de tres puntos.

Fuente: Europa Press