Trascendental decisión judicial en la lucha contra las webs que piratean la señal de la televisión de pago en España, con especial relevancia de los partidos de fútbol, dentro del conocido fenómeno de Rojadirecta. Un juzgado mercantil de Madrid ha dado la razón a Telefónica Audiovisual Digital en una demanda interpuesta contra las operadoras de telecomunicaciones y proveedores de acceso a internet para la identificación y bloqueo de una serie de webs de pirateo. La sentencia incluye una novedad clave: el demandante podrá facilitar cada semana un listado de nuevas webs a bloquear sin pasar siquiera por el juzgado.

La sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, ordena a Telefónica, Vodafone, Orange, MásMóvil y otras operadoras el bloqueo del acceso a webs piratas de las que se facilitan URLs, dominios, direcciones IP en el plazo máximo de 72 horas, desde la notificación de la sentencia.

La resolución judicial, fechada el 11 de febrero, incluye una lista con 44 webs que se consideran piratas, gestionadas por cerca de una treintena de grupos comerciales conocidos en la galaxia de internet.

Además, la sentencia obliga a los proveedores de acceso a internet a comunicar a la citada Telefónica Audiovisual Digital la efectiva ejecución del bloqueo, con identificación de todos los recursos web bloqueados, con día, hora y minuto en cada caso.

“Esta parte de la medida tendrá carácter limitado en el tiempo, concretamente, tres temporadas (2019-2022), sin perjuicio de su suspensión del bloqueo en el caso de acreditarse que el recurso web objeto de bloqueo está deshabilitado en internet, al no facilitar contenido ilícito”, señala la sentencia del juzgado mercantil.

Identificación

La resolución tiene un punto determinante al establecerse el bloqueo, por parte de las operadoras de servicios de internet, del acceso a las webs piratas que Telefónica Audiovisual Digital identifique semanalmente, en un nuevo listado que esta compañía remitirá directamente a estas operadoras de forma semanal sin necesidad de pasar por el juzgado.

Un juez abre la vía para el bloqueo rápido de las webs piratas de la tele de pago

“El bloqueo de los nuevos recursos web (URLs, dominios o direcciones IP), debe realizarse bajo acceso en protocolos HTTP y HTTPs, y en el plazo máximo de tres horas desde la notificación de nuevo listado”, destaca la sentencia, que precisa que el listado de actualización semanal se remitirá de forma general en envío simultáneo a todas las operadoras, para preservar la homogeneidad en su ejecución, sin identificación de destinatarios del envío en correo. “Esta parte de la medida tendrá una vigencia sujeta a la duración de tres temporadas deportivas, es decir, hasta el 25 de mayo de 2022”, indica la resolución.

Al establecerse estos plazos tan cortos, tanto de comunicación como para bloquear, el juez parece querer frenar los rápidos cambios de una web pirata a otra, cuando ha sido detectada. Una estrategia muy utilizada por este tipo de páginas web para escabullirse de la justicia. Es decir, con la sentencia se ha articulado un mecanismo para la lucha contra la piratería de una forma dinámica y recurrente.

En términos generales, el proceso se inició por una demanda interpuesta por Telefónica Audiovisual Digital contra el conjunto de las grandes operadoras, propietarias de la red, Vodafone, Orange, MásMóvil, Euskaltel, Lycamobile y la propia Telefónica en noviembre pasado. El juzgado admitió a trámite la demanda, dando traslado a la parte demandada, que en sus escritos de contestación, se allanaron a las pretensiones del demandante.

Alineación

En definitiva, el conjunto de las grandes telecos se alinearon en una cuestión como la protección de los derechos audiovisuales, que en mayor o menor medida afecta a todas.

No obstante, según fuentes del sector, con este sistema no solo se benefician las propias operadoras tenedoras de derechos, sino también otro tipo de grupos, como Netflix, las majors de Hollywood o las productoras españolas.

Impacto de la piratería en España

Trayectoria. El acceso y comercialización de contenidos de forma ilícita tiene una larga trayectoria en España, con un fuerte impacto económico negativo. Según un informe de la consultora GfK y La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, en 2018, último ejercicio contabilizado, el número de los contenidos ilícitos a los que se accedió en España fue de 4.348 millones, lo que representa una disminución del 3% con respecto a 2017, y una disminución acumulada del 12% en relación a 2015.

Valor. Ahora bien, el valor de estos contenidos comercializados de forma ilícita rondó los 23.918 millones de euros, con un perjuicio para el conjunto del sector, según estos expertos, de 1.923 millones de euros.

Arcas públicas. El informe señala también que las arcas públicas dejaron de percibir en concepto de impuestos no pagados un total de 638 millones de euros, y advierte de que se podrían haber creado 131.262 puestos de trabajo, directos e indirectos.

Publicidad. El porcentaje de webs desde las que se accedió a contenidos ilegales que están financiadas por publicidad siguió superando el 90% en 2018.

Fuente: El País