Archivo - Soldaod ucraniano en un edificio destruido en la región de Járkov


Archivo – Soldaod ucraniano en un edificio destruido en la región de Járkov – David Ryder / Zuma Press / ContactoPhoto – Archivo

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 2 Nov. (EUROPA PRESS) –

El Ministerio del Interior de Ucrania ha elevado a 23 las cámaras de tortura descubiertas en la región de Járkov, ubicada en el noreste del país, a medida que hacen retroceder a las tropas rusas.

De acuerdo con el encargado de la cartera del Interior, Denis Monastirski, de las 23 cámaras de tortura rusas localizadas en Járkov, ocho de ellas se ubican en la localidad de Kupiansk. Asimismo, en Donetsk se ha descubierto otra sala.

Más allá del elevado número de cámaras localizadas en Járkov, el ministro ha mostrado también su estupor especialmente por una de ellas, localizada en la localidad de Balaklia y que se encontraba en una comisaría de Policía.

Allí, dice, podrían retener a hasta 40 personas en las diferentes celdas de la comisaría. «Según testigos, cientos de personas pasaron por esta cámara de tortura», ha lamentado Monastirski, quien ha detallado que las tropas rusas hacían uso de descargas eléctricas, palizas y otros abusos.

Monastirski ha adelantado que las autoridades ucranianas se encuentran inmersas en una serie de investigaciones que arrojen información sobre los delitos cometidos en las cámaras de tortura, e identificar a los autores.

«Soy optimista sobre el tema de establecer a las personas involucradas en estos casos. Con respecto a algunos de ellos, ya sabemos quién estaba allí directamente», ha informado el ministro del Interior ucraniano, según recoge la agencia Ukrinform.

Monastirski ha confirmado que la Policía cuenta con miles de horas de conversaciones grabadas en las que las tropas rusas reconocen sus crímenes. Esto facilitará la identificación de los autores.

Fuente: Europa Press