Uber ha anunciado hoy un cambio de tarifas para sus usuarios de Madrid. La compañía ha explicado por correo electrónico a sus clientes que, a partir de este viernes, amplia su cobertura a toda la Comunidad de Madrid, y que ha actualizado sus precios.

En una breve nota detalla cuál es su nueva estructura de precios. Lo más relevante, la compañía ha bajado el precio mínimo de 5,5 euros a 3,5 euros, y reduce ligeramente la tarifa por kilómetro (de 1,25 a 1,22 euros). Mientras, introduce un precio base que no existía de 0,4 euros y que se aplicará siempre, y sube ligeramente el precio por minuto (de 0,1 euro a 0,15 euros). 

¿Qué impacto tendrá en el bolsillo del usuario? Sobre el papel, los usuarios que más beneficio sacarán serán aquellos que hagan los trayectos más cortos, puesto que el cambio del precio mínimo es el más notable, pero habrá que controlar cómo afectará la subida del precio por minuto. Resulta igualmente complicado hacer cálculos, porque como bien advierte la propia Uber, el precio final «puede estar sujeto a un multiplicador por alta demanda», algo para lo que la compañía recurre a un algoritmo.

Uber viene a decir en su correo que el cambio de tarifas llega tras haber escuchado las propuestas de sus usuarios durante los últimos meses. Como resultado de ello, la empresa asegura que han incluido también novedades recientes como la posibilidad de pagar en efectivo, las paradas en un mismo viaje o el precio cerrado. 

Fuente: Cinco Días