MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) –

La primera ministra de Reino Unido, Liz Truss, ha cesado este viernes al ministro de Finanzas, Kwasi Kwarteng, considerado el artífice de un polémico plan de reforma fiscal que habían puesto en duda los mercados e incluso miembros del Partido Conservador, que se plantean ahora incluso elevar la presión sobre la jefa de Gobierno, según fuentes citadas por la BBC.

Kwarteng es el segundo titular de Finanzas que menos tiempo ha estado en el cargo, ya que asumió el puesto el 7 de septiembre, tras la llegada de Truss a Downing Street. Ha sido cesado tras interrumpir un viaje a Estados Unidos y apenas unas horas después de aterrizar en Reino Unido, donde ya estaban las espadas en alto.

El Ejecutivo puso sobre la mesa recortes fiscales por valor de 45.000 millones de libras que no han convencido ni al entorno financiero ni al político y que, en términos de divisas, ha puesto a la libra contra las cuerdas. Truss ya se vio obligada a retirar en cuestión de días la propuesta para rebajar del 45 al 40 por ciento el impuesto sobre la renta para las grandes fortunas.

Algunos ‘tories’ piden ya la cabeza de la primera ministra y, según el periódico ‘The Times’, hay un plan en la sombra para sustituir a Truss por un tándem de líderes: los diputados Rishi Sunak y Penny Mordaunt, segundo y tercera en las últimas primarias conservadoras. Esta misma semana, la jefa de Gobierno descartó ante el Parlamento que tenga en mente adelantar las elecciones.

Fuente: Europa Press