El grupo industrial alemán Thyssenkrupp ha decidido priorizar las negociaciones sobre la venta de su filial de ascensores con dos consorcios financieros, entre cuyos miembros se encuentran Blackstone, Carlyle y Advent, según ha informado la compañía este lunes en un comunicado. 

La empresa ha asegurado que está realizando «buenos progresos» en la preparación de la transacción. Al mismo tiempo, ha confirmado que ya ha recibido algunas ofertas concretas que están en un «alto nivel» y que esto subraya «el atractivo del negocio». 

En este contexto, y tras una «evaluación cautelosa», la firma ha decidido priorizar las negociaciones con un consorcio de inversores formado por Blackstone, Carlyle y Canada Pension Plan Investment Board, así como con otro consorcio formado por Advent y Cinven. «El objetivo es alcanzar un acuerdo rápidamente sobre una venta mayoritaria o total», ha precisado Thyssenkrupp. 

La empresa está buscando la «maximización del valor» de su división de ascensores. A finales de enero, la consejera delegada de la firma, Martina Mertz, estimó que la valoración de la empresa superaría los 15.000 millones de euros. La empresa está valorando la venta de la mayor parte de la división o la venta completa de la filial de ascensores, indica Reuters. 

En caso de que no se produzca ningún acuerdo con los consorcios o empresas interesadas, Thyssenkrupp ha apostillado que «sigue siendo una opción» sacar a Bolsa el segmento, algo que podría producirse a comienzos del verano. 

Kone se retira

Kone, uno de los mayores fabricantes de escaleras mecánicas, se ha bajado de la puja por hacerse con la filial de ascensores de la empresa alemana. Así lo ha anunciado la firma finlandesa este lunes. 

Kone ha dado la noticia después de que Thyssenkrupp asegurase que la lista de consorcios privados quedaba reducida a solo dos, y en ninguno de ellos se encontraba Kone. 

Fuente: Cinco Días