MADRID, 14 Dic. (EUROPA PRESS) –

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha señalado una «posible estabilización» en el descenso de casos de COVID-19 que se estaba produciendo en las últimas semanas, pero ha puntualizado que todavía no se ha observado un impacto de la mayor movilidad registrada durante el Puente de la Constitución.

En rueda de prensa este lunes, el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad ha comentado las cifras de este lunes, que muestran un aumento del número de contagios con respecto al mismo día de la semana anterior. En concreto, las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 21.309 nuevos casos de COVID-19 este fin de semana, frente a los 17.681 del lunes anterior.

«Podría estar estabilizándose ese descenso continuo de las últimas semanas. Sí que estamos observando un aparente estancamiento, probablemente debido a la reducción de las medidas previo al Puente de la Constitución. Estamos en una situación delicada, esperemos que no vuelva a haber incrementos importantes, pero no podemos descartarlos», ha argumentado.

De esta forma, ha indicado que los días festivos del Puente de la Constitución todavía no se han plasmado en los datos: «Todavía no hemos observado, si es que lo ha habido, un posible efecto del Puente de la Constitución, que se empezará a observar en los próximos días».

En este sentido, ha esgrimido que, «entrando ya en la Navidad y partiendo de un punto inicial más alto que hace unos meses», el riesgo de saturación de los hospitales «sigue estando ahí» y es «superior» al que desean los expertos del Ministerio de Sanidad.

Simón ha detallado que es posible que el alza de las cifras se deba a los días festivos de la semana pasada, pero no lo ha asegurado: «Hasta que no podamos valorar la situación en una semana más normal, como esta, no sabremos el impacto que tiene en la evolución de la pandemia».

Por otra parte, ha advertido de otro efecto de la alta incidencia. «La inmunidad que produce la vacuna se genera un tiempo después de haber recibido la segunda dosis, hasta una semana después de la segunda no tienes la inmunidad esperada. Durante todo ese tiempo estamos expuestos a una infección. Cuanto más alta sea la incidencia más posibilidad de estar expuesto a una infección, incluso con la vacuna ya puesta», ha sostenido.

En esta línea, ha instado a entrar en el proceso de vacunación, que comenzará a finales de año o principios de enero de 2021, «con las incidencias más bajas posibles». «Debemos ser muy conscientes de que la relajación de algunas medidas no implica que se tengan que rebajar las medidas de protección», ha afirmado.

Sobre el objetivo al que aspirar para llegar a la Navidad y a la vacunación, Simón ha reconocido que no se va a cumplir la meta de 25, fijada por la OMS como umbral de control del virus. «No bajaremos hasta los 50, pero podríamos estar si todo va bien en 150. Pero tenemos que ser muy conscientes, y llega la vida social y la gente se relaja. Espero, como mínimo, que no subamos», ha admitido.


531340.1.260.149.20201214191626
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press