MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) –

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, ha señalado que la evolución de la pandemia de COVID-19 «es buena» en España, gracias al descenso sostenido de casos observado en las últimas semanas, y ha celebrado que «se está empezando a observar una estabilización e incluso un ligero descenso» en el número de fallecidos.

Las comunidades autónomas han notificado este lunes al Ministerio de Sanidad 25.886 nuevos casos de COVID-19 durante el fin de semana, lo que supone una cifra muy inferior con respecto a los 38.273 del fin de semana anterior y una continuación de la buena tendencia de los datos de contagios. De hecho, la incidencia acumulada en los últimos 14 días por 100.000 habitantes se sitúa en 374, frente a 419 el viernes y 470 el lunes pasado.

Sin embargo, en el informe de este lunes se han añadido 512 nuevos fallecimientos, en comparación con los 328 del viernes y 484 del lunes pasado. Esto supone la segunda cifra más alta en un fin de semana en toda la segunda ola, junto con los 512 fallecimientos registrados el lunes 9 de noviembre, hace dos semanas.

Simón ha lamentado que «desgraciadamente» se sigue produciendo un número alto de fallecidos, pero ha observado una ligera tendencia a la baja. «Sabemos que es el único indicador que desciende. Pero ya estamos empezando a observar una estabilización e incluso un ligero descenso en el número de fallecidos», ha explicado en rueda de prensa este lunes.

A nivel general, el epidemiólogo del Ministerio de Sanidad considera que «la pandemia está evolucionando con una tendencia descendente». «Pero no sabemos si se va a estabilizar o va a subir como ha ocurrido en otras ocasiones», ha puntualizado.

Simón ha indicado que la evolución de los contagios es «buena», lo que está teniendo su efecto en la presión asistencial. Por ejemplo, se ha bajado del 30 por ciento de ocupación de pacientes con COVID-19 en unidades de cuidados intensivos (UCI).

El experto también ha valorado el «muy alto» esfuerzo diagnóstico de las comunidades autónomas para detectar positivos. «Seguimos estando en 2.200 pruebas semanales, un rango muy alto a nivel europeo, con algunas comunidades incluso en 3.000 y otras, como Asturias, en 4.000. El esfuerzo diagnóstico se mantiene. Pese a que el número de pruebas es muy alto, la positividad sigue estabilizada o bajando, ya que actualmente es del 11,1 por ciento, casi dos puntos menos en los últimos diez días», ha detallado.

Fuente: Europa Press