‘Génova’ cree que desbarata los argumentos de Sánchez contra el PP y que no se entendería que cerrara su congreso con ataques a Casado

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) –

Alrededor de seis horas de intensa reunión en el Congreso entre el ministro de Presidencia, Felix Bolaños, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea, han servido para desatascar la renovación del Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo, el Tribunal de Cuentas y la Agencia de Protección de Datos. Aunque ha quedado al margen de esas negociaciones el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el pacto «es el comienzo de una línea de comunicación abierta», según han informado a Europa Press fuentes ‘populares’.

En ‘Génova’ sacan pecho de este acuerdo, con el que consideran que Pablo Casado se apunta «un tanto» al «tomar la iniciativa» y ofrecer a Pedro Sánchez renovar aquellas instituciones en las que las conversaciones ya estaban bastante avanzadas el pasado mes de febrero.

Hace ocho meses, los nombres para el CGPJ de los jueces José Ricardo de Prada y Victoria Rosell hizo saltar por los aires las negociaciones y no hubo acuerdo en ningún órgano. «Siempre fue el Gobierno el que quería meterlo todo en un pack, de forma global», han resaltado los ‘populares’.

«BUENA SINTONÍA» ENTRE BOLAÑOS Y GARCÍA EGEA

Las fuentes consultadas reconocen que «la buena sintonía» entre Bolaños y García Egea ha ayudado a encarrilar la negociación para renovar estos órganos, algunos de los cuáles incluso llevaban años con mandato caducado. El órgano que lleva más tiempo pendiente de renovación es el Defensor del Pueblo, un puesto que el socialista Francisco Fernández Marugán ejerce en funciones desde julio de 2017.

En el caso del TC, el mandato de un tercio de sus miembros –los cuatro que corresponde elegir al Congreso– concluyó en noviembre de 2019. Por su parte, los doce consejeros del Tribunal de Cuentas terminaron en julio su mandato de nueve años y en el caso de la Agencia de Protección de Datos, desde julio de 2019 está pendiente de renovar la Presidencia de este órgano y su adjunto.

Los encuentros entre Bolaños y García Egea se han celebrado en el Congreso. El miércoles estuvieron reunidos alrededor de cuatro horas y el pacto se ultimó este jueves por la mañana en otra reunión de unas dos horas, han precisado las fuentes consultadas.

Aunque el acuerdo ha recibido duras críticas de Vox y Cs –el primero acusa al PP de dar «oxígeno» al Gobierno y el segundo de «repartirse los cromos» del Estado a escondidas–, los ‘populares’ consideran que renovar órganos constitucionales refuerza su imagen de «partido de Estado y de gobierno».

El secretario general del PP ha subrayado, en una comparecencia ante los periodistas, ha afirmado que es importante este paso «para dar normalidad a España». «Esto es bueno para el país, las instituciones y su normal funcionamiento», ha apostillado.

LA VÍSPERA DEL CONGRESO DEL PSOE

Los ‘populares’ están en ascenso en las encuestas y creen además que es un buen momento para lanzar el perfil presidenciable de su líder, máxime cuando en este momento no hay ninguna cita electoral a la vista, según fuentes de la formación.

En ‘Génova’ destacan el hecho de que este pacto entre PP y PSOE se produzca la víspera de que los socialistas celebren su congreso federal en Valencia y subrayan que no se entendería que el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, clausurara ese cónclave con un «ataque a la yugular» a Pablo Casado.

En este sentido, fuentes de la dirección nacional del PP consideran que el acuerdo para renovar los órganos constitucionales desbarata la estrategia del jefe del Ejecutivo, que lleva meses acusando a los ‘populares’ de crispar y bloquear.

Después de meses de distanciamiento entre Sánchez y Casado, este jueves los medios gráficos han podido captar la imagen de los dos juntos en un corrillo junto al presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, mientras esperaban la llegada del Rey Felipe VI y de la canciller Angela Merkel, que ha recibido el Premio Carlos V en Yuste.

¿NOMBRES?: «NO ESTÁ TODO CERRADO»

En el entorno de Casado rehúsan hablar de posibles nombres que formarán parte del Tribunal Constitucional, el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas, y se limitan a decir que «no está todo cerrado».

Además, recuerdan que quedan dos semanas de conversaciones por delante para cerrar todos los flecos, dado que ambas partes han expresado su deseo de llevar la renovación de estos órganos a una sesión plenaria que se celebrará previsiblemente la semana del 25 de octubre tanto en el Congreso como en el Senado.

En el caso del CGPJ, el PP se abre a seguir negociando y no descarta que también sea posible un acuerdo más adelante, si bien insisten en que no se moverán de su objetivo de «reforzar la independencia judicial». Eso sí, si hace una semana parecía imposible un acuerdo en las instituciones, fuentes del PP sostienen ahora que el pacto es «el comienzo de una línea de comunicación abierta».

Fuente: Europa Press