Defiende que las medidas que propone España no van a alterar «la robustez del sistema» y van a incentivar las inversiones en renovables

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha señalado desde Roma que Europa debe dar una respuesta común al aumento de los precios de la energía y el gas porque se trata de un problema europeo que no puede ser respondido «de 27 maneras distintas». Además, ha indicado que la decisiones deben ser «urgentes» y no se puede esperar más allá del 25 de marzo, cuando se va a celebrar el Consejo Europeo en Bruselas.

En una comparecencia junto al primer ministro italiano, Mario Draghi, al primer ministro de Portugal, Antonio Costa y a su homólogo griego, Kyriakos Mitsotakis, ha señalado que todos los países europeos se están viendo afectados «de igual manera» por la crisis generada por la invasión de Ucrania ordenada por el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y por tanto la respuesta debe ser común.

Así, Sánchez ha insistido en trasladar el mensaje de que los socios europeos, además de actuar juntos, deben hacerlo de inmediato. «Vamos tarde, debíamos haberlo hecho antes», ha afirmado. Además, ha recordado que es la Comisión Europea quien tiene que poner encima de la mesa medidas conjuntas y ha destacado que los países presentes en la reunión mantienen una posición común.

En ese sentido, ha apuntado que los cuatro gobiernos presentes en la reunión de este viernes trabajan de manera conjunta de cara al próximo Consejo Europeo en propuestas concretas «factibles» y «ejecutables de inmediato», según ha defendido. «No podemos esperar un día más», ha manifestado.

A pesar de todo el Gobierno no ha tomado medidas por el momento en el ámbito nacional y ha venido insistiendo en que primero se decidirá como actuar a nivel europeo en el Consejo de la próxima semana y será después, el 29 de marzo, cuando se apruebe el Plan Nacional de Respuesta a las consecuencias económicas de la guerra en el Consejo de Ministros.

SALE AL PASO DE LAS CRÍTICAS A LA PROPUESTA DE ESPAÑA

Sánchez ha salido al paso de algunas críticas emitidas en los últimos días a la posición de España y ha afirmado que las propuestas en materia energética que lleven estos países a Bruselas van a fortalecer el mercado energético y no van a «alterar la robustez del sistema» ni tampoco van a alterar la estabilidad del suministro.

Además, según ha afirmado, proporcionarán los incentivos necesarios para aumentar las inversiones en energías limpias. «El momento de actuar es ahora», ha insistido.

Asimismo, ha subrayado que las medidas no se pueden demorar porque, debido a la dependencia energética de Rusia, actualmente Europa está reforzando a Putin que es contra quien se está combatiendo.

CLAVES EN GARANTIZAR EL SUMINISTRO AL CONTINENTE

Por tanto, ha afirmado que España, Italia, Portugal y Grecia son conscientes de que Europa tiene que reducir esta dependencia energética de Rusia y que en la reunión han tratado el papel que pueden jugar estos países del sur de Europa para garantizar el suministro al resto del continente.

Por último Sánchez ha destacado la responsabilidad compartida que está demostrando Europa en la crisis de refugiados que están saliendo de Ucrania y ha elogiado el papel de los países que están en primera línea y están haciendo frente a esta situación en este momento. Así, ha asegurado que España va a acoger al número que sea necesario y que así se lo ha trasladado a la Comisión Europea.

Finalmente ha trasladado que Europa está haciendo todo lo posible por parar la guerra y está actuando de forma unida en el apoyo a Ucrania, sancionando al régimen de Putin y acogiendo a los millones de refugiados.

651462.1.260.149.20220318134536
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press