El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 16 de febrero de 2022, en Madrid (España).

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en una sesión plenaria en el Congreso de los Diputados, a 16 de febrero de 2022, en Madrid (España). – Eduardo Parra – Europa Press


Tras pedir el jefe del Ejecutivo renovar ya el CGPJ, Casado dice que lo pueden hacer «hoy mismo» si «deja que los jueces elijan a jueces»

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha vuelto a emplazar este miércoles a Pablo Casado a romper con Vox «en todos los territorios» si quiere algún entendimiento con su partido tras las elecciones de Castilla y León. «Le ha llegado la hora de la verdad. Tiene que decidir si abre las puertas de un Gobierno del PP con la ultraderecha o no», ha proclamado.

Sin embargo, el líder del PP ha obviado este asunto para centrarse en lo «grave» que, a su juicio, supone que el Ejecutivo negocie con presos de ETA «a cambio de los votos de Bildu» y le ha preguntado si «está con las víctimas o con los verdugos», otra cuestión que en este caso no ha respondido Pedro Sánchez.

Después de varias semanas sin verse las caras en el Pleno del Congreso por el parón de las elecciones en Castilla y León y el viaje del jefe del Ejecutivo a Dubái por la Expo, Sánchez y Casado han protagonizado una agrio duelo parlamentario con acusaciones mutuas.

CASADO DENUNCIA «LAS TRAMPAS» DE SÁNCHEZ EN CAMPAÑA

«Señor Sánchez, le tengo que felicitar un ‘Feliz año nuevo’ porque lleva sin aparecer por aquí dos meses. Y en esas semanas ha tenido tiempo para perder otras elecciones», ha arrancado Casado, para echar en cara a Sánchez el resultado del PSOE en los comicios de Castilla y León y que ya sume «cuatro» derrotas desde que fue investido presidente. Es más, ha destacado que en tres de ellas ha quedado como tercera fuerza política.

A renglón seguido, Casado ha censurado de nuevo las «trampas» de Sánchez en la campaña de CyL con «todos los instrumentos del Estado», citando el «CIS de Tezanos», el «BOE de inversiones públicas a dedo» o los fondos europeos «a la carta de los gobiernos socialistas». «¡Pero ni con esas!», ha exclamado.

Además, ha recordado que Sánchez «puso a una socialista como fiscal general del Estado, renovó «el Consejo de Estado sin acuerdo» con el PP, ha «usado el Parlamento para imponer decretazos» y se ha «enfrentado» tanto al Tribunal Constitucional por los decretos de alarma como al Tribunal Supremo por los indultos a los presos del ‘procés’.

Sin embargo, ha dicho que «lo más grave es que use las instituciones penitenciarias para negociar con un asesino de 13 inocentes, a cambio de los votos de Bildu para permanecer en la Moncloa». «La pregunta es por qué votó en contra de una iniciativa del PP para prohibir los homenajes y los beneficios penitenciarios a etarras que no colaboran en esclarecer sus terribles crímenes. ¿Cuándo va a dejar de usar y deteriorar las instituciones del Estado? Respóndame, ¿está usted con las víctimas o con los verdugos?».

SÁNCHEZ PIDE AL PP «DESBLOQUEAR» EL CGPJ

El presidente del Gobierno no ha respondido a esta última cuestión y se ha centrado en denunciar la «crispación» de la bancada del PP. Así, ha dicho que «no contribuir a degradar las instituciones significa también responder con educación y con buenas formas» a los «improperios» e «insultos» del PP.

Sánchez ha señalado que España, como toda democracia, es «perfectible» y ha añadido que entre todos pueden contribuir a «mejorarla». A su entender, sería «mucho mejor, más sana y más fuerte» si el PP «cumpliera con la Constitución y desbloqueara la renovación del CGPJ», que lleva «más de 1.170 días» caducado.

También ha afeado a Casado que fuera a Bruselas a «hablar mal de España y sembrar dudas» sobre la gestión de los fondos europeos; utilice «tránsfugas para tratar de ganar votaciones o arrebatar gobiernos» en algunas CCAA; o el PP «no generara infundios sobre los resultados de las votaciones» en el Congreso, «poniendo en cuestión el informe» realizado por los letrados del Congreso y el trabajo de la presidenta de la Cámara tras la votación de la reforma laboral.

CASADO INSISTE EN QUE SE CONCULCÓ EL DERECHO DE CASERO

Casado le ha recordado entonces el diagnóstico del semanario ‘The Economist’ que, según ha dicho, señala que con el Gobierno de Sánchez la democracia española se ha convertido en «más imperfecta». Y le ha respondido a la petición de renovar el CGPJ que está dispuesto a hacerlo «hoy mismo» si el Ejecutivo «cumple con la UE y deja que los jueces elijan a los jueces».

Sobre la votación de la reforma laboral, que el Gobierno sacó adelante gracias al error del diputado del PP Alberto Casero, Casado ha destacado las tribunas de letrados diciendo que «se ha conculcado el derecho de un diputado a modificar su voto» telemático antes de la sesión plenaria.

Y ha cerrado su réplica preguntado de nuevo a Sánchez si «está con las víctimas o con las verdugos». «Nosotros nunca pactaremos con ellos porque no podríamos dormir tranquilos. ¿Le suena?», ha exclamado el líder de los ‘populares’ cosechando un aplauso de la bancada del Grupo Popular.

SÁNCHEZ: «LE HA LLEGADO LA HORA DE LA VERDAD»

En su último turno, y en línea con su discurso este martes en el Pleno del Senado, el presidente del Gobierno ha dicho al líder del PP que «le ha llegado la hora de la verdad» porque «tiene que decidir si abre las puertas de un Gobierno del PP con la ultraderecha o no». A su entender, Casado «creó una trampa y ahora está entrampado».

«Le gustaría que otros partidos le sacaran de esa trampa en la que se ha metido usted. Nosotros porque nos tomamos en serio la ultraderecha estamos dispuestos a ayudar pero tiene que hacer lo siguiente: primero, pedir ayuda; segundo, explicar por qué la ultraderecha no puede entrar en los gobiernos; y decirnos si es para todos los días, si es para siempre y en todos los territorios», ha enfatizado, con un fuerte aplauso de los diputados socialistas.

641468.1.260.149.20220216093133
Vídeo de la noticia

Fuente: Europa Press