Rechaza que los independentistas planeen repetir su desafío porque no hablan ni de vía unilateral ni de quebranto de la legalidad

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) –

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avisado este jueves de que seguir hablando sobre la posibilidad de celebrar un referéndum de autodeterminación es «un absurdo», porque ahora mismo no cabe dentro de la ley y porque es «matemáticamente imposible» que se recabe la mayoría necesaria de dos tercios para reformar el artículo dos de la Constitución, empezando por el rechazo del PSOE.

Además, ha defendido que ese derecho tal y como lo concibe el independentismo «no existe» ni lo recogen las Constituciones de los países europeos que España tiene como referencia, como Alemania o Francia.

Así lo ha asegurado en una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, en la que ha vuelto a asegurar que todos los españoles deben decir «juntos» sobre el futuro de España y Cataluña. No obstante, al ser preguntado en concreto sobre una posible consulta en toda España sobre el encaje de Cataluña, ha evitado pronunciarse.

De este modo, Sánchez se ha centrado en rechazar el referéndum de autodeterminación que piden los independentistas, y ha eludido hablar sobre otro tipo de consultas. «No hay ninguna Constitución que reconozca el derecho al fraccionamiento de un territorio de la nación», ha sentenciado.

Además, ha explicado que no sólo rechaza esta propuesta porque sea inconstitucional o porque no sea viable reformar la Constitución para hacerla posible, sino porque lo que se conseguiría con ella es «un socavamiento aún mayor de aquello» que el Gobierno trata de «restaurar» con decisiones como los indultos a los organizadores del procés, «que es la convivencia».

«Creo honestamente que un referéndum de autodeterminación nos uniría a todos un día para votar pero al día siguiente la sociedad catalana estaría más rota», ha afirmado, tras insistir en que todas las medidas que ha puesto en marcha eran para «reconstruir la convivencia rota».

Sobre estos indultos, y la advertencias de sus detractores de que los independentistas podrían volverlo a intentar, Sánchez ha asegurado que el Gobierno aplicará de nuevo la ley si hace falta, pero que ahora mismo nadie entre los independentistas habla de repetir su desafío de 2017, cuando celebraron la consulta ilegal e hicieron la declaración unilateral de independencia.

«DIFERENCIAR LAS PALABRAS DE LOS HECHOS»

«Hay que diferenciar las palabras de los hechos, una cosa son palabras y otra hechos. Desde que soy presidente no he escuchado a ningún líder independentistas hablar ni de vía unilateral ni de quebranto de la legalidad democrática», ha ahondado.

Asimismo, ha justificado que «eran los propios catalanes, sean independentistas o no», los que estaban pidiendo que se diera este paso de los indultos. Y tras concederos, ha vuelto a emplazar al Govern a que inicie un «proceso de diálogo con la sociedad catalana que no comulga con el independentismo y que no puede ser invisibilizada».

En cuanto a la situación del expresidente catalán Carles Puigdemont, Sánchez ha defendido que «las leyes están para cumplirlas» y que «siguen vigentes».

EL COPYRIGHT DEL DISCURSO DEL PP, DE AZNAR Y SU «PURO RENCOR»

Por otra parte, Sánchez se ha mostrado muy duro contra el PP, por ejercer la «oposición más furibunda de Europa» y haber tomado como referencia, a su juicio, los postulados del expresidente José María Aznar.

«Casado, Ayuso y esta nueva hornada del PP vuelve a las posiciones de extrema dureza de Aznar. Es evidente que el copyright de los discursos del PP tienen la paternidad intelectual de Aznar, que es puro rencor, soberbia, que no es justo ni con su propio pasado de pedir perdón por la guerra de Irak», ha denunciado.

Además, ha vuelto a criticar que el PP rechace la politización de las instituciones cuando va a ser una exministra de Aznar la que decida sobre los expedientes del Tribunal de Cuentas sobre exaltos cargos independentistas, y además siga bloqueando la renovación de este y otros órganos constitucionales.

«Una cosa es absolutamente contradictoria con la otra. Vemos a un PP que está absolutamente echado al monte, que dice que no a todo, con un bloqueo institucional y el no reconocimiento de la legitimidad de este Gobierno», ha lamentado.

Fuente: Europa Press