MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha descartado este jueves el cese del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por la tragedia de Melilla y ha reiterado que el Ejecutivo continuará trasladando toda la «información disponible» porque «no tiene nada que ocultar».

En una entrevista en La Sexta, recogida por Europa Press, Sánchez ha defendido que el ministro ha demostrado su respeto «escrupuloso» a la «legalidad democrática» y ha colaborado «con todas las investigaciones abiertas», en referencia a la Fiscalía General del Estado y el Defensor del Pueblo, además de rendir cuentas en el Parlamento. «Continuará dando las respuestas que sean precisas», ha indicado.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el Ministerio no tiene «nada que ocultar» respecto a los sucesos del 24 de junio en la frontera española con Marruecos donde fallecieron al menos 23 migrantes y ha recordado que también hubo 51 agentes de la Guardia Civil que «resultaron heridos» en ese «asalto violento» porque fue, en su opinión, «una tragedia de múltiples dimensiones».

En este contexto, Sánchez ha destacado que el Gobierno ha trasladado «toda la información y las imágenes en bruto», con «transparencia y colaboración», en contra de lo que hizo el Gobierno de Mariano Rajoy, según ha criticado, en el año 2014 en el Tarajal.

Preguntado por si el ministro aceptaría una comisión de investigación en el Congreso, Sánchez ha subrayado que Marlaska ha comparecido para dar explicaciones en diferentes ocasiones y que lo volverá a hacer si las Cortes Generales lo requieren

Por último, Sánchez ha reiterado su «absoluta confianza» en el titular de Interior, de quien ha destacado su «cumplimiento estricto con la legalidad» y su empatía con «la dimensión humana de la migración».

Así, ha señalado a las mafias «que trafican con los seres humanos» como los únicos responsables de la tragedia en Melilla. «Son tragedias que se materializan y se visibilizan en esa frontera acusada de la diferencias de renta per cápita entre la parte africana y europea», ha explicado Sánchez.

Dicho esto, ha señalado que estas tragedias tienen su origen «a miles de kilómetros de la valle» como consecuencia «de la falta de oportunidades, la inestabilidad políticas, las hambrunas y los efectos del cambio climático que obligan a estas migraciones que son presas de mafias que trafican con seres humanos».

Fuente: Europa Press