El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista en La Sexta

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la entrevista en La Sexta – POOL MONCLOA/FERNANDO CALVO

Apuesta por «medir las palabras» y evita expresamente hablar de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha defendido este lunes la necesidad de «parar los pies ahora» al presidente ruso, Vladimir Putin, ante la posibilidad de que tras la invasión de Ucrania pueda optar por atacar otros países pero ha evitado hablar expresamente de la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial.

«Lo más importante es medir las palabras y actuar unidos», ha defendido Sánchez en una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press, al ser preguntado por la posibilidad de una Tercera Guerra Mundial. «Después de una escalada bélica puede venir lo irreversible y eso es lo que tenemos que evitar», ha subrayado.

Sánchez ha reconocido «el ansia expansionista» del presidente ruso y también que Rusia es «una potencia nuclear», de ahí la importancia, ha dicho, de que «paremos los pies a Putin ahora en Ucrania porque sino efectivamente no sabemos qué país será el siguiente».

«Tenemos que ser conscientes de que tenemos que medir las palabras, apostar por la vía diplomática y abrir espacios de diálogo para lograr frenar la guerra», ha sostenido el presidente del Gobierno, que ha insistido en que «lo que en realidad teme Putin» es a una Europa unida y democrática que representa lo contrario a su «régimen autoritario».

Asimismo, ha dejado claro que España está obligada por el Artículo 5 del Tratado del Atlántico Norte a acudir en apoyo de otro miembro de la OTAN y también por el Artículo 42.7 de la UE está obligada a ser solidaria y responder de manera conjunta en caso de que «Putin invada o plantee la escalada bélica» en otro país, como los bálticos o Polonia.

NO HABRÁ TROPAS EN UCRANIA

Sánchez también ha reiterado que ni España ni ningún otro país de la OTAN enviará tropas a Ucrania pero lo que sí que harán será defender las fronteras de la UE y de la OTAN, de ahí la presencia de tropas españolas en Letonia, por ejemplo.

El presidente del Gobierno ha defendido la necesidad de actuar «unidos, primero en la condena, segundo en la solidaridad con el pueblo ucraniano y tercero en la contundencia con unas sanciones que están haciendo daño a Putin, a la oligarquía y a la economía rusa».

Así las cosas, ha dejado claro a los ciudadanos rusos, incluida la comunidad rusa en España, que no hay «nada» contra ellos «pero sí todo contra quien por desgracia está dirigiendo ese Gobierno que es Putin». Por eso, ha recalcado, se habla de «la guerra de Putin», ya que él es el único responsable puesto que ni Ucrania, ni la OTAN ni la mayoría de la comunidad internacional han buscado este conflicto.

Por último, ha considerado que Putin debería sentarse en el Tribunal Penal Internacional (TPI) y en este sentido ha indicado que el Consejo de Ministros aprobará este martes formalmente la adhesión de España a la petición que ya han suscrito 40 países para que el fiscal jefe del TPI, Karim Khan, investigue los supuestos crímenes de guerra que se están produciendo en Ucrania.

Fuente: Europa Press