El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Asamblea General de la ONU

Confía en que se llegue a un acuerdo entre la UE y el Reino Unido en relación con Gibraltar que sea «respetuoso» con la doctrina de Naciones Unidas

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha reiterado el apoyo de España a encontrar una solución política en el Sáhara Occidental en el marco de la carta de la ONU y de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

«No podemos arrastrar conflictos del siglo pasado y lo que respecta a una zona muy importante para España como es el Sáhara Occidental, España apoya una situación política mutuamente aceptable en el marco de la carta de la ONU», ha expresado Sánchez durante su intervención este jueves ante la 77 Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

En su discurso ha resaltado además la labor «fundamental» del enviado personal del secretario general de Naciones Unidas en el Sáhara, Staffan de Mistura. «Cuenta con el respaldo total del Gobierno de España», ha recalcado Sánchez.

Al respecto, ha indicado que España continuará apoyando a la población saharaui en los campamentos «como ha hecho siempre, siendo el principal donante internacional de ayuda humanitaria a los campamentos de refugiados saharauis».

El Gobierno de Pedro Sánchez cambió en abril la posición de España con respecto al Sáhara y manifestó por carta al rey Mohamed VI que consideraba el plan de autonomía marroquí para la antigua colonia española como «la base más sólida, realista y creíble» para una solución, algo que provocó el malestar y las críticas del Frente Polisario, de la oposición política y de los socios del Ejecutivo, entre ellos Unidas Podemos.

ENTENDIMIENTO BILATERAL CON GIBRALTAR

En otro punto, el jefe del Ejecutivo ha recordado que el pasado 31 de diciembre de 2020 España y Reino Unido alcanzaron un entendimiento bilateral relativo a Gibraltar en el marco de la salida del país de la Unión Europea y en el que han trabajado ambos gobiernos «intensamente» para que dicho entendimiento sentara las bases de una futura relación del territorio británico con la UE.

«Este acuerdo deberá ser respetuoso con la doctrina de la ONU sobre dicho territorio con la que España se alinea plenamente», ha subrayado Sánchez, quien ha insistido en que España desea trabajar «por el desarrollo de un área próspera social y económica que abarque todo el espacio y el campo de Gibraltar», ha zanjado.

INVASIÓN RUSA EN UCRANIA

El jefe del Ejecutivo también se ha referido a la guerra en Ucrania, con una invasión por parte de Rusia «que nos lleva a tiempos que creíamos superados en Europa», y ha criticado a Putin por continuar «en una suerte de huida hacia adelante» con «declaraciones totalmente inaceptables». Sánchez ha reiterado la condena del Gobierno español «en los términos más enérgicos» sobre el anuncio de celebración de los referéndum de anexión de Donetsk, Lugansk, Zaporiyia y Jersón.

«Estos falsos referéndum constituirían una nueva violación de la legalidad internacional. Su resultado nunca será reconocido y seguiremos apoyando la libertad, la soberanía y la integridad territorial de Ucrania», ha insistido Sánchez, quien ha reclamado que ahora es cuando más falta hace la unidad y la defensa de los principios recogidos en la carta de Naciones Unidas.

«Esta guerra arrebata al pueblo soberano de Ucrania su legitimo derecho a existir y hacerlo en paz y en libertad. Y condena al mundo entero a adentrarse a una era de incertidumbre cuando estábamos a las puertas de una era de optimismo», ha asegurado, al tiempo que ha alertado las consecuencias económicas y sociales del conflicto que «amenazan la prosperidad global», especialmente a «aquellos países más vulnerables». «La crisis alimentaria se une a una crisis energética provocada por un autócrata dispuesto a todo para perpetuarse en el poder», ha señalado.

CINCO RETOS

Durante el discurso ante la ONU, Sánchez ha enunciado los que son, a su juicio, los desafíos a los que se enfrente el conjunto de países y sus sociedades. Así, ha citado la salud global entre ellos, recalcando que los gobiernos deben «aprender las lecciones» que dejó la pandemia del Covid. «El mundo entero se unió para celebrar el éxito de la vacuna. Un mes y medio más tarde llegaron las primeras dosis y empezamos a doblegar la curva y el pesimismo de un mundo que dudaba de si volveríamos a la normalidad», ha dicho.

Para Sánchez, la vacuna «representa el triunfo del espíritu humano sobre la adversidad» y ha recordado que, en dos años, se han desarrollado 40 vacunas contra el coronavirus. Ha hecho mención también a la donación de dosis, a través de COVAX, para países en vías de desarrollo.

Sánchez ha recordado además que España dará 15 millones de euros al fondo de intermediación financiera para la prevención, preparación y respuesta ante pandemias; y mostrará el apoyo también a la adopción de un instrumento internacional jurídicamente vinculante a estos afectos en la OMS, una institución, según ha defendido, que se debe «fortalecer» al ser «clave» en la respuesta global al covid.

Por ultimo, ha explicado que el Gobierno destinará al área de salud más de 237 millones de euros de las políticas de ayuda al desarrollo para los próximos tres años, de los cuales 130 millones de euros irán al fondo mundial de lucha contra el sida, la tuberculosis y la malaria.

En otro punto, el presidente ha alertado sobre el desafío de la crisis alimentaria «que podría agravarse en 2023 si no tomamos medidas» y ha apuntado que España renovó el compromiso para hacer frente a este problema movilizando 151 millones de euros en donaciones y otros 85 para créditos en esta causa durante los tres próximos años.

Sánchez ha reclamado ante Naciones Unidas impulsar la transición ecológica «con urgencia y determinación». Ha dicho que el Gobierno español cumplirá con la descarbonización de la sociedad, de «una forma justa y con la celeridad que requiere la certeza científica».

En este aspecto, ha llamado la atención sobre la sequía, recordando que España apoyó junto a Senegal «una alianza internacional de resiliencia» para promover «la innovación, la transferencia, tecnología y la movilización de recursos a países con esta amenaza».

El jefe del Ejecutivo ha ahondado en la necesidad de continuar trabajando «en la necesaria y urgente reforma del sector eléctrico en toda la UE». «Es el momento del ajuste del sector a la realidad actual, repartiendo y limitando coste y el beneficio del aumento de los precios», ha defendido.

Finalmente, entre los desafíos, también ha mencionado la transición digital y su impacto en la educación y derechos laborales, además de poner el foco en la agenda feminista. En esta clave, Sánchez ha lamentado la «lentitud» con que el mundo avanza «para garantizar la igualdad de hombres y mujeres» o «la fragilidad de las conquistas en algunas democracias avanzadas». Así, ha recordado que España destinará 100 millones de euros a organizaciones que trabajan por la igualdad de género especialmente en derechos reproductivos y sexuales, incluido ONU mujeres».

PRESIDENCIA DEL CONSEJO DE LA UE

Asimismo, Sánchez ha defendido la apuesta por América Latina y el Caribe. «Trabajaremos para lograr un mayor acercamiento con la UE bajo la presidencia del Consejo de la UE que ostentaremos en el segundo semestre del año que viene», ha adelantado Sánchez.

Ha recordado además el Concepto Estratégico de Madrid, uno de losresultados de la Cumbre de la OTAN de junio, en el que se hace referencia al Sur y, en especial, al Sahel, «una región afectada por una inestabilidad creciente».

«Debemos perseverar en nuestro afán por construir un mundo más libre, más próspero y justo. Y para todo ello, es esencial reforzar el multilateralismo basado en reglas y, en definitiva, garantizar la paz, que es el activo más valioso que tenemos», ha concluido el presidente del Gobierno.

Fuente: Europa Press