Subraya que son «puestos de control» para «evitar operaciones de sabotaje de batallones de nacionalistas ucranianos»

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) –

La Embajada de Rusia en Estados Unidos ha negado este martes la existencia de «campamentos» a los que son enviados civiles de forma forzosa desde la ciudad ucraniana de Mariúpol, cercada por las fuerzas rusas, de cara a su traslado posterior a territorio ruso.

En un mensaje en su cuenta en la red social Facebook, la Embajada ha dicho que «tiene constancia de las afirmaciones de las autoridades ucranianas, que circulan en medios estadounidenses» y ha recalcado que «la incompetencia y las mentiras van más allá de las fronteras».

«La prensa opera con el principio de ‘todos los medios son buenos en la guerra de la información'», ha denunciado, antes de detallar que «se trata de puestos de control para civiles que abandonan una zona de combates activos».

Así, ha argumentado que «para evitar operaciones de sabotaje por parte de batallones de nacionalistas ucranianos, los soldados rusos inspeccionan cuidadosamente los vehículos que se dirigen a zonas seguras». «Detendremos a todos los bandidos y fascistas», ha recalcado.

«El Ejército de Rusia no genera barrera alguna para la población civil, a la que ayuda a seguir con vida dándole comida y medicinas», ha insistido, al tiempo que ha hecho hincapié en que «los medios deberían centrarse en las acciones criminales de las Fuerzas Armadas de Ucrania, que usan a sus propios ciudadanos como escudos humanos y colocan armamento pesado en zonas residenciales de Mariúpol».

«Los nazis hicieron lo mismo en el Berlín sitiado en 1945. Va en interés de todos los países del mundo desarmar a los jóvenes fascistas y llevarlos ante la justicia. Las Fuerzas Armadas rusas salvarán a la población civil y destruirán a los nazis», ha remachado la Embajada rusa en Washington en su comunicado.

Fuente: Europa Press