MADRID, 20 Feb. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Defensa, Margarita Robles, viaja este lunes a Bulgaria como muestra del compromiso de España con la OTAN y las misiones de vigilancia y disuasión en el flanco este de la Alianza, en plena escalada de tensión con Rusia.

Robles visitará la base búlgara de ‘Graf Ignatievo’, donde están desplegados cuatro aviones de combate Eurofighter del Ala 14 del Ejército del Aire, con base en Albacete. Se tata de una misión de Policía Aérea con la que la OTAN hace patrulla de su espacio aéreo para evitar la incursión de aeronaves no identificadas.

En total, el Ejército del Aire español despliega en esta misión unos 130 militares dentro del contingente, que hacen posible todas las tareas de mantenimiento, logística, vigilancia y control del Destacamento ‘Strela’.

España participa en misiones de Policía Aérea en el este de Europa desde el año 2015, aunque hasta el año pasado se habían limitado a rotaciones de tres meses una vez al año en Estonia o Lituania. En 2021 ya desplegó por primera vez en Rumanía y este año lo hace en Bulgaria en apoyo a su Ejército del Aire.

Robles insiste en enmarcar esta misión en la normalidad de los compromisos de España con la OTAN, ya que además estaba planificada desde hace meses, pero la presencia de ‘cazas’ españoles sobre el Mar Negro ha cobrado especial relevancia en el actual contexto de tensión con Rusia.

En cualquier caso, la ministra subraya que los españoles no asumirán en ningún caso misiones ofensivas y se dedican a labores de «vigilancia y patrullaje». «No es nada nuevo ni nada diferente de lo que venimos haciendo», dijo Robles solo un día antes de que los Eurofighter partieran de España rumbo a Bulgaria.

La misión de los aviones de combate españoles en la base de ‘Graf Ignatievo’, que se prolongará hasta el 31 de marzo, es la interceptar a cualquier aeronave que sobrevuele su espacio aéreo sin identificar o sin haber presentado un plan de vuelo.

Precisamente este jueves dos de los Eurofighter desplegados en Bulgaria ya realizaron su primera misión real al acudir a interceptar una serie de aeronaves detectadas en la frontera del país sin cumplir las normas de vuelo internacionales.

Todos los vuelos del sur de Europa son vigilados desde el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) con base en Torrejón de Ardoz (Madrid). Cuando los radares captan una aeronave de interés de entre los 30.000 movimientos aéreos diarios dentro del espacio aéreo europeo, el comandante del CAOC es el responsable de decidir si lanza o no aviones en alerta de reacción rápida para interceptar e identificar visualmente la aeronave.

‘ALFA SCRAMBLE’ DE PEDRO SÁNCHEZ

Es lo que sucedió por ejemplo durante la visita del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado verano a la base de Siauliai, en Lituania, cuando una alerta ‘Alfa Scramble’ le obligó a interrumpir una rueda de prensa junto a su homólogo lituano para permitir la salida de uno de los cazas españoles allí desplegados en una misión real de vigilancia de una aeronave rusa sin identificar.

De hecho, en aquella ocasión estaba prevista la realización de un simulacro al término de la comparecencia de ambos mandatarios, pero antes de que llegara hablar Sánchez sonó una alarma de alerta real activando el dispositivo que obliga a la salida de un avión de combate en menos de 15 minutos.

Fuente: Europa Press