Putin «pagará un alto precio» si decide invadir Ucrania, dice Johnson

MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) –

Las autoridades de Reino Unido han informado este viernes de que la embajada británica en la capital de Ucrania, Kiev, se trasladará de forma «temporal» a Leópolis, cerca de la frontera con Polonia, debido a la acumulación de fuerzas rusas en el confín con Ucrania.

«La oficina de la Embajada británica en Kiev se está reubicando temporalmente. El personal de la embajada está operando desde la oficina de la embajada británica en Leópolis», ha avisado la oficina de Relaciones Exteriores en una breve nota de viaje, agregando que el personal está operando desde esta ciudad en el oeste del país, cerca de la frontera con Polonia.

«Si decide permanecer en Ucrania, debe permanecer alerta en todo momento debido a posibles operaciones de combate, revisar constantemente sus planes de salida y asegurarse de que sus documentos de viaje estén actualizados», ha resaltado, agregando que «los ciudadanos británicos deberían irse» mientras haya opciones de vuelos comerciales.

Con esta decisión, Reino Unido se une a otros países, como Estados Unidos o Canadá, que han decidido trasladar de forma temporal sus embajadas a Leópolis debido al deterioro de la seguridad en Kiev. La Embajada británica ha explicado que los ciudadanos podrán emitir documentación, así como solicitar asistencia consular, aunque solo con cita previa.

CONFERENCIA DE SEGURIDAD EN MÚNICH

El primer ministro británico, Boris Johnson, ha instado a los líderes occidentales a mostrarle al presidente ruso, Vladimir Putin, que si invade Ucrania «pagará un alto precio» a solo unas pocas horas de su viaje a la Conferencia de Seguridad en Múnich.

«Todavía existe la posibilidad de evitar un derramamiento de sangre innecesario, pero requerirá una muestra abrumadora de solidaridad occidental más allá de todo lo que hemos visto en la historia reciente», ha dicho Johnson, agregando que «la diplomacia todavía puede prevalecer».

Así, el primer ministro británico, ha resaltado que trasladará a sus socios y aliados ese mensaje mientras se redoblan los esfuerzos «para evitar un grave error de cálculo que devastaría a Ucrania, Rusia y el resto de Europa», según un comunicado de la oficina del primer ministro.

«En la Conferencia de Seguridad de Múnich, pronunciará un discurso llamando a los aliados a permanecer unidos frente a la hostilidad rusa. Les recordará a los socios que, si bien todavía hay tiempo para persuadir al presidente Putin de que retire las tropas rusas, la única posibilidad de hacerlo es si el mundo occidental habla con una sola voz para disuadirle», ha resaltado.

La Conferencia de Seguridad de Múnich es la reunión anual más grande del mundo de líderes internacionales y expertos en política exterior.

Fuente: Europa Press