El país supera los cinco millones de contagiados de COVID-19 tras sumar más de 32.550 adicionales

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Reino Unido suprimirá la obligatoriedad de guardar cuarentena a la vuelta a Inglaterra desde países de la lista ámbar de riesgo por la COVID-19, como España, para personas completamente vacunadas contra la enfermedad a partir del 19 de julio, según ha confirmado el ministro de Transportes, Grant Shapps.

«Puedo confirmar que, desde el 19 de julio, los residentes en Reino Unido que estén completamente vacunados no tendrán que autoaislarse cuando vuelvan a Inglaterra», ha señalado, antes de destacar que, «en esencia», la nueva norma significa que, para los viajeros completamente vacunados, los requisitos son los mismos tanto para países de la lista verde como la ámbar, donde también figuran países como Grecia, Francia o Italia.

En una intervención en la Cámara de los Comunes, recogida por la prensa británica, Shapps ha detallado que los viajeros con la pauta completa estarán exentos de guardar la cuarentena de diez días obligatoria –que se puede hacer en casa y no en un hotel–, pero tendrán que someterse a una PCR al segundo día de regresar al país. La norma también se aplica a los menores de 18 años.

«Aún se pedirá (a los viajeros) que se realicen una prueba tres días antes de regresar, la prueba previa a la salida, que demuestre que son negativos antes de viajar, y una PCR el segundo día o antes», ha explicado el titular de la cartera de Transportes, que ha puntualizado que las autoridades ya no requerirán otro test al octavo día.

Shapps, que ha alertado de que las normas para los viajes pueden diferir en los diferentes territorios británicos, ha clarificado que estar completamente vacunado contra la COVID-19 significa que han pasado 14 días desde que la persona en cuestión recibe la segunda dosis. Las personas que no tienen las dos dosis y no guarden la cuarentena preceptiva pueden enfrentarse a multas que superan las 10.000 libras (más de 11.600 euros).

En este contexto, Shapps ha advertido de que los países ámbar pueden entrar en la lista roja –en la que figuran India, Turquía o Brasil– y ha avisado de que las autoridades británicas no cambiarán su política para las personas que lleguen desde las naciones con riesgo por la COVID-19 alto. Los pasajeros que llegan de países de la lista roja tienen que guardar cuarentena en un hotel designado por el Gobierno británico.

Por su parte, el ministro de Salud británico, Sajid Javid, ha defendido la adopción de la medida aludiendo al «enorme progreso» del programa de vacunación contra la COVID-19, que ha «debilitado significativamente» el vínculo entre las infecciones, las hospitalizaciones y las muertes por la enfermedad, «construyendo un muro de protección a lo largo de todo el país».

«Mientras aprendemos a vivir con el virus (…) podemos andar pasos de forma segura para relajar las restricciones para viajar, igual que hacemos a nivel doméstico», ha agregado el titular de la cartera de Salud.

El Gobierno de Reino Unido ya ha avanzado que «explora» iniciativas para eliminar la cuarentena a la llegada de países en ámbar para vacunados completamente no residentes en Reino Unido cuando el verano esté más avanzado.

El Ejecutivo del primer ministro, Boris Johnson, ha insistido en repetidas ocasiones en su intención de implantar la exención a la obligatoriedad de guardar cuarentena a la vuelta de países ámbar para personas vacunadas, justificando que su objetivo era permitir a los vacunados «recuperar algunas libertades restringidas».

REPUNTE EN LOS CONTAGIOS

La fecha en la que entrará en vigor la medida, el 19 de julio, coincide con la suspensión de varias restricciones impuestas en el marco de la pandemia, como el uso de mascarilla o el distanciamiento físico, en el que es el último paso de la ‘hoja de ruta’ de la desescalada en Reino Unido.

El país ha constatado en las últimas semanas un repunte significativo en sus contagios diarios de COVID-19, achacado a la propagación de la variante delta del SARS-CoV-2, hallada por primera vez en India.

Durante la jornada, Reino Unido ha superado los cinco millones de contagiados de COVID-19 desde que comenzó la pandemia, tras sumar 32.551 casos, frente a los 32.548 del miércoles. El país europeo cuenta con 5.022.893 contagiados y 128.336 fallecidos, 35 más que en el balance anterior.

En referencia al avance de la vacunación, más de 45,6 millones de personas –el 86,6 por ciento de la población– ha recibido una dosis de la vacuna, mientras que más de 34,1 millones –el 64,9 por ciento– tiene la pauta completa.

Fuente: Europa Press