Un miembro de los servicios de emergencia ucranianos acompaña a una mujer herida por los bombardeos en Kiev

Un miembro de los servicios de emergencia ucranianos acompaña a una mujer herida por los bombardeos en Kiev – SERVICIO DE EMERGENCIAS DE UCRANIA

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Moscú dice haber logrado sus objetivos y recalca que atacó instalaciones energéticas, puestos de mando y centros de comunicaciones

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha amenazado este lunes con una «dura respuesta» contra Ucrania si «continúa con sus actos de terrorismo», después de que el Ejército ruso haya llevado a cabo un «ataque masivo» contra la capital ucraniana, Kiev, y otras ciudades tras la explosión registrada el sábado en el puente de Kerch, que conecta el país con la península de Crimea, anexionada en 2014.

Así, ha confirmado «un ataque masivo con armas de alta precisión y largo alcance» contra diversos puntos de Ucrania y ha indicado que han sido llevados a cabo «a sugerencia del Ministerio de Defensa». Putin ha dicho que han alcanzado «instalaciones de energía, mandos militares y centros de comunicaciones», ha detallado.

«Si continúan los intentos de llevar a cabo ataques terroristas contra nuestro territorio, las respuestas de Rusia serán duras y de una escala que corresponderá al nivel de las amenazas contra la Federación Rusa», ha dicho durante una reunión con miembros del Consejo de Seguridad de Rusia, según ha recogido la agencia rusa de noticias TASS.

«Nadie debe tener dudas sobre eso», ha reseñado Putin, que ha hecho hincapié en que «el régimen de Kiev, con sus acciones, se ha puesto a la atura de los grupos terroristas internacionales». «Es simplemente imposible dejar sin respuesta estos crímenes», ha argumentado.

Asimismo, ha tildado de «terrorismo nuclear» los ataques de las fuerzas ucranianas contra la central nuclear de Zaporiyia, bajo control de las tropas rusas, y ha denunciado que los servicios especiales ucranianos «han llevado a cabo tres ataques terroristas contra la central nuclear de Kursk, en Rusia».

Putin ha manifestado que estos «ataques» han provocado el corte de tres líneas de alto voltaje y ha defendido que «con las medidas adoptadas, el daño fue eliminado lo antes posible, sin que hubiera consecuencias graves», tal y como ha informado la agencia de noticias Interfax.

«El régimen de Kiev ha estado usando métodos terroristas desde hace mucho», ha subrayado, antes de acusar a Ucrania del «asesinato de figuras públicas, periodistas y científicos, tanto en Ucrania como en Rusia». «Hay ataques terroristas en el Donbás desde hace más de ocho años. Hay actos de terrorismo nuclear», ha manifestado.

En esta línea, ha denunciado «varios ataques terroristas e intentos criminales contra instalaciones eléctricas y la infraestructura gasística en el país, incluido un intento de socavar una de las secciones del Turkish Stream». Putin ha señalado además que, si bien no se permite a Rusia participar en la investigación sobre el presunto sabotaje del Nord Stream, «el beneficiario final» es conocido.

Por su parte, el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ha resaltado que los últimos bombardeos «son parte de la operación militar especial». «Tenemos que esperar a los comentarios del Ministerio de Defensa», ha argüido, al tiempo que ha apuntado que «los principales puntos de la operación militar especial no pueden ser llevados a cabo sin informar al comandante en jefe».

Peskov ha señalado además que Moscú no ha recibido señal alguna sobre la posibilidad de negociaciones entre Rusia y países occidentales como Estados Unidos, Francia, Reino Unidos y Alemania, si bien ha confirmado que el asunto podría ser discutido próximamente entre Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan.

OBJETIVOS «LOGRADOS»

El portavoz del Ministerio de Defensa ucraniano, Igor Konashenkov, ha defendido que «el objetivo de los ataques» contra Ucrania «ha sido logrado». «Todos los objetivos fijados han sido alcanzados», ha señalado, antes de agregar que las fuerzas rusas han repelido intentos de ofensiva por parte del Ejército de Ucrania en varias zonas del este del país.

«En dirección a Kupiansk, el enemigo, usando cuatro agrupaciones tácticas, ha llevado a cabo intentos fútiles de operaciones ofensivas hacia los asentamientos de Kislovka, Tabaevka, Járkov y Kuzemovka», ha detallado, antes de indicar que las fuerzas ucranianas intentaron «sin éxito» atravesar el río Zerebets en los alrededores de Makeyevka y Taigorodka, en la región de Lugansk.

«Todos los intentos de las Fuerzas Armadas de Ucrania de establecer cruces en el río han sido impedidos por el fuego concentrado de cohetes y artillería», ha manifestado Konashenkov, quien ha indicado además que han sido repelidos ataques en los alrededores de Krivi Róg. «Las acciones activas de las tropas rusas repelieron al enemigo y le empujaron a sus posiciones de inicio», ha dicho.

De esta forma, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso ha hecho hincapié en que «las pérdidas de las Fuerzas Armadas de Ucrania en esta dirección durante el último día equivalen a 60 militares, nueve carros de combate, 16 vehículos blindados y 17 vehículos».

Las autoridades locales han confirmado hasta ahora la muerte de ocho personas por los ataques contra Kiev, mientras que cuatro han muerto en Sloviansk y otra ha muerto en Zaporiyia. Los bombardeos han alcanzado otras ciudades como Leópolis, Járkov, Yitomir y Dnipró.

Los ataques llegan horas después de que el presidente ruso acusara a los servicios secretos ucranianos del «atentado terrorista» perpetrado el sábado contra el puente de Kerch, que conecta Rusia con la península de Crimea, que lo dejó parcialmente inutilizado y que se saldó con al menos tres muertos.

Fuente: Europa Press