MADRID/VALÈNCIA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) –

El ‘president’ de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha asegurado que los referéndum que pueda haber en Cataluña «son los que permite la Constitución», como pueda ser un cambio de Estatuto de autonomía, y ha dejado claro que la reforma de la financiación tiene que alumbrar un sistema «justo y sin privilegios».

Así lo ha asegurado a su llegada a la primera reunión del Comité Federal del PSOE de forma presencial desde que se inició la pandemia. En su opinión, los referéndum que puede haber en Cataluña «serán los que prevé la Constitución, si hay algún cambio de estatuto, un tipo de vía de esas características».

Puig considera que los ciudadanos tienen derecho a participar, pero considera que en este momento se está «muy lejos» de esa situación. Por ello, cree que de lo que se trata ahora es de intentar hablar, dialogar y se ha preguntado si hay otra vía diferente. En este punto ha criticado el «inmovilismo» del PP asegurando que con la derecha siempre ha crecido y continuará creciendo el independentismo.

Según Puig, el Gobierno de España ha dado un paso hacia adelante con los indultos y el PSOE «está detrás del Gobierno, apoyando también desde las comunidades autónomas». Y en el diálogo, ha dicho, «cada uno es como es y no como a uno le gustaría que fuera».

El también secretario general del PSPV-PSOE ha defendido, además, la afirmación de Pedro Sánchez de que si queremos vivir juntos nos tenemos que entender empatizar y saber que cada uno es como es. Ahora bien, ha precisado que «es evidente que hay un estado de derecho, la democracia tiene sus normas y tienen que cumplirse siempre y eso es lo que ha garantizado el Gobierno».

Y en este caso, ha señalado que para solucionar el problema del «encaje de Cataluña y abordar la cuestión territorial que va más allá de Cataluña, hay que tener en cuenta» que hay que «garantizar la singularidad de los territorios y la igualdad entre los ciudadanos».

LA DERECHA ES UN «DISOLVENTE» PARA LA COHESIÓN

Por ello, ha pedido que en este «momento crucial» se tenga confianza en el Gobierno y se le apoye en las grandes cuestiones como el final del terrorismo o la integración europea. Aunque ha añadido que «desgraciadamente» la derecha ese un «disolvente» para la cohesión porque creen que en una sociedad tiene que haber «derrotados». Por el contrario, él considera que lo que debe haber es respeto.

Puig también se ha mostrado favorable a que se reforme la financiación autonómica y ha dicho que no es que se sume a esa petición de Cataluña, sino que él está ya encabezando esa cuestión para que haya igualdad entre españoles porque ahora, ha lamentado, no está garantizada.

«Nos parece bien que Cataluña lo demande, pero nosotros ya estamos ahí», ha recalcado para acto seguido recordar que es una cuestión que Mariano Rajoy dejó aparcada a pesar de que el acuerdo es necesario y exigible para mantener el estado del bienestar».

Eso sí, ha dejado claro que el nuevo sistema de financiación debe ser «justo y sin privilegios» para garantizar los servicios públicos fundamentales a los españoles, porque según ha recalcado, «ahora hay asimetrías que no se pueden permitir».

Fuente: Europa Press