El ministro pide «no anticiparse» a lo que diga el Constitucional sobre el estado de alarma y defiende que los policías protegieron la salud

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) –

PP, Vox y Ciudadanos (Cs) han coincidido este viernes en ver al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, en los «minutos de descuento» antes de salir de este departamento debido a la posible crisis de Gobierno del presidente Pedro Sánchez.

Los principales grupos de la oposición han aprovechado la comparecencia de Grande-Marlaska para despedirse de él, al entender que dejará el Gobierno. «Se está despidiendo de nosotros», ha dicho Macarena Olona en su primer turno de intervención.

Desde el PP, Ana Vázquez ha hablado de «los minutos de descuento» de Grande-Marlaska al frente de Interior, mientras que Miguel Gutiérrez, de Ciudadanos, ha aludido a la «soberbia» del titular de la cartera para criticar que apoye los indultos a los presos del 1-O a pesar de que «sabe que no va a seguir en el Gobierno».

UPN le ha deseado suerte, aunque añadiendo que si sigue en Interior no será para los españoles. No obstante, el diputado Carlos García Adanero también ha recordado que «ministro reprobado» –en el caso de Grande-Marlaska, sin éxito por parte de la oposición– muchas veces significa «ministro confirmado».

Grande-Marlaska, por su parte, ha aprovechado para dar las gracias por el «apoyo que le muestran en todo momento», también en la comisión de este viernes en el Congreso, los representantes del PSOE.

RECURSO DE VOX SOBRE EL ESTADO DE ALARMA

El ministro ha pedido «no anticiparse y querer involucrar» al Tribunal Constitucional antes de que resuelva sobre la legalidad del real decreto del estado de alarma y las sanciones que se impusieron por infringir las restricciones de movilidad dentro de las medidas frente a la Covid-19.

«Dejemos que sea el Tribunal Constitucional y no nosotros quienes nos pronunciemos», ha comentado Grande-Marlaska en respuesta a Vox, que ha presentado un recurso porque entiende que el real decreto del estado de alarma fue un «estado de excepción encubierto», según ha expuesto la diputada Macarena Olona.

La diputada de Vox había comentado en su primera intervención que «hoy habían conocido» que el Constitucional estimaba su recurso. Fuentes de este órgano señalaron ayer a Europa Press que mantenían la división, por lo que se había retrasado el debate al próximo pleno, sin descartar una sesión extraordinaria antes de las vacaciones estivales.

«Cuando lo haga», ha dicho Grande-Marlaska sobre la decisión que adopte el Tribunal Constitucional, «podremos determinar el alcance y sus consecuencias». «No nos anticipemos y queramos involucrar al Tribunal Constitucional antes de que dicte su resolución, hay que respetar la división de poderes», ha añadido.

CRÍTICAS POR EL MILLÓN DE MULTAS

Grande-Marlaska ha defendido la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en cumplimiento del real decreto del estado de alarma, lo que ha ligado a la necesidad de proteger la salud de los españoles. Además, ha matizado que los agentes «se limitaron a rellenar el boletín de denuncia», más de un millón, para que luego las delegaciones del Gobierno y comunidades autónomas decidan si tramitan los expedientes.

Según el ministro, son las delegaciones del Gobierno las que establecen si procede a raíz de los hechos descritos por los policías si tramitar la sanción, bien por un delito del artículo 36.6 de la Ley de Seguridad Ciudadana, la conocida como ‘ley mordaza’, o bien por las leyes sanitarias, caso este último en el que tienen que tramitar la sanción las comunidades autónomas.

También ha apuntado que el procedimiento se está reevaluando para «futuras ocasiones», teniendo en cuenta que existen resoluciones judiciales sobre las sanciones impuestas a ciudadanos en el estado de alarma que son «contradictorias».

Algunos grupos, como EH Bildu, han subrayado que al Gobierno «se le fue la mano» al tramitar más de un millón de multas por infracciones en el estado de alarma, y han pedido que se tramite ya la anunciada reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana que aprobó el PP en 2015, la conocida como ‘ley mordaza’.

Grande-Marlaska ha señalado al respecto que está abierto el proceso de enmienda de dicha ley a partir de la propuesta tramitada por el PNV. «El resultado es muy aceptable, queremos proceder con la mayor urgencia posible», ha comentado.

Otra de las normas que se están ultimando es la nueva ley de cuerpos para los funcionarios de prisiones. Grande-Marlaska no ha mencionado plazos en una cuestión que critican los sindicatos, que denuncian retrasos en los compromisos adquiridos. El ministro ha dicho que se dará «satisfacción al colectivo», y más teniendo en cuenta su implicación en la crisis sanitaria por la Covid-19.

Fuente: Europa Press