MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) –

La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, ha afirmado este lunes que es trabajo de la Policía Nacional identificar a los organizadores de las dos concentraciones celebradas en la calle Génova y que no fueron comunicadas a la Delegación, algo que conlleva sanciones administrativas.

Las protestas tuvieron lugar el jueves, un día después de estallar la crisis en el PP, el viernes también por la tarde y ayer domingo por la mañana, la más mayoritaria, a la que acudieron miles de personas –entre 3.000 y 4.000 simpatizantes según la misma Delegación del Gobierno– para apoyar a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, en contra del líder de su partido, Pablo Casado.

A pesar de que los manifestantes habían convocado la protesta por redes sociales sin informar a Delegación del Gobierno y cortaron la calle, la protesta no fue disuelta por la Policía Nacional que se desplegó por la zona. «La Policía identifica si puede a los organizadores, porque se sabe quien lleva las pancartas, la dirección de la protesta y los megáfonos», ha indicado González, que no sabe si ya se ha identificado a los responsables.

«ES UNA CRISIS CRUENTA»

Preguntada por su opinión respecto a lo que sucede en el PP, la también secretaria general del PSOE en la capital ha indicado que la formación se encuentra en una «crisis cruenta», pero también asegura que hay una «crisis institucional» en Madrid.

Y se ha remitido a sus «contundentes» declaraciones de ayer, en las que González dijo que aunque la expresidenta regional Esperanza Aguirre «ahora repudie» a los dirigentes del PP que hay en ‘Génova’, la Comunidad o el Ayuntamiento de la capital, «son sus ranas».

También acusó a los ‘populares’ de «usar la gestión como ariete contra sus enemigos internos», y entiende que «están solo dedicados a satisfacer sus odios y venganzas». «Así tenemos la sanidad, la educación y así tenemos esta ciudad», lanzó.

Fuente: Europa Press