Al menos una veintena de detenidos tras las protestas contra el confinamiento

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) –

El Gobierno de Países Bajos ha suspendido temporalmente el uso de la vacuna de AstraZeneca para inmunizar a la población contra el coronavirus debido al riesgo de coágulos y tras la muerte de una mujer en Austria que había sido inoculada con el biológico.

Así lo ha comunicado el Ministerio de Salud en un comunicado, en el que señala que «basándose en la nueva información, la Autoridad Holandesa del Medicamento ha recomendado suspender el uso de la vacuna de AstraZeneca como precaución».

Esta paralización tendrá vigencia hasta el próximo 18 de marzo, mientras se espera una investigación de los posibles efectos secundarios de la vacuna, y afectará a casi 43.000 personas que esperaban la administración de este inmunizador en las próximas dos semanas, según recoge el periódico ‘AD’.

«No debe haber ninguna duda sobre las vacunas. Creo que es muy importante que los informes (de efectos secundarios) se investiguen adecuadamente. Siempre debemos pecar de cautelosos, por lo que es aconsejable presionar el botón de pausa ahora como medida de precaución. Confío completamente en nuestros expertos para esto», ha añadido el ministro de Salud, Hugo de Jonge.

Países Bajos se suma a una batería de naciones europeas que también han suspendido la inmunización con AstraZeneca. Según la ONU, hasta el momento Austria, Dinamarca, Estonia, Lituania, Noruega, Islandia y Tailandia han detenido la inoculación con esta vacuna por precaución. También este domingo Irlanda ha anunciado la paralización.

Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que «no hay razón para no usar» la vacuna de AstraZeneca contra la COVID-19.

DISTURBIOS EN PROTESTAS CONTRA EL CONFINAMIENTO

Al menos una veintena de detenidos ha sido el resultado de una protesta en La Haya contra las medidas adoptadas por el Ejecutivo para tratar de frenar la pandemia.

La Policía ha usado cañones de agua para dispersar a las casi 200 personas que se habían reunido para criticar el confinamiento en La Haya, mientras que en Ámsterdam también se han registrado manifestaciones, que se han saldado con tres detenidos.

El Gobierno ha extendido el toque de queda, desde las 21.00 hasta las 4.30 horas, hasta el 31 de marzo.

Por el momento, Países Bajos acumula 1.172.897 casos de coronavirus, de los cuales 16.200 pertenecen a pacientes que han fallecido a causa de la enfermedad.

Fuente: Europa Press