Carro, Martos y Arce, sin final en 3.000 obstáculos

Sergio Fernández y Maribel Pérez tampoco avanzan en 400 vallas y 100 metros

   MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

   El atletismo español entró en acción este viernes en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 con la única buena noticia del pase a semifinales de Natalia Romero en los 800 metros, mientras que Fernando Carro, Sebastián Martos y Daniel Arce se quedaron sin final en los 3.000 obstáculos, y Sergio Fernández y Maribel Pérez tampoco avanzaron en los 400 metros vallas y 100 lisos.

   La primera jornada matinal para el deporte rey en Tokio tuvo la buena noticia para España de la clasificación para semifinales de Natalia Romero en 800 metros. La andaluza dejó todo en su debut en unos Juegos para firmar su marca personal (2:01.16) y la mejor marca española del año, en una serie muy rápida que aprovechó.

   Mientras, Carro tuvo el honor de ser el primer atleta español en competir en el Estadio Olímpico de Tokio, pero como adelantaba en su cuenta de Twitter, fue «un jabalí herido». El madrileño, con una contractura en el isquio de la pierna izquierda en los últimos entrenos ya en la capital japonesa, no pudo rendir.

   Desde el primer obstáculo, el madrileño, subcampeón de Europa en 2018, comenzó a apretar los dientes y poco a poco fue perdiendo posiciones hasta dejar la primera de las series mediada la carrera. En la segunda tanda fue el turno de Martos, con un mal inicio.

   El andaluz terminó octavo con 8:23.07, cuando los tres primeros de cada serie tenían billete directo a la final, y después los seis mejores tiempos. Martos no arrancó con buenas sensaciones y la remontada en solitario le fue imposible. Mientras, a Arce le fallaron las piernas en los últimos 1.000 metros

   La tercera serie fue la más lenta, con lo que la final estaba en quedar entre los tres primeros. Así, el atleta español lo peleó y quiso animar la carrera en cabeza, pero lo terminó pagando en el tramo final, terminando duodécimo con 8:38.09.

   Sergio Fernández sufrió su serie de los 400 metros vallas, en una temporada complicada con lesiones y sin competir. El navarro, en sus segundos Juegos, dejó una mala marca en penúltima posición (51.51), reflejo de los problemas en su preparación tras su regreso en el Campeonato de España en Getafe casi dos años después.

   La última prueba fueron las series femeninas de los 100 metros, con Maribel Pérez luchando con las más rápidas del planeta. La sevillana necesitaba su mejor marca para avanzar a semifinales y, en la última serie, la campeona de España salió con energía pero no tuvo el arreón final con el que alargar sus primeros Juegos (11.51).

Fuente: Europa Press