Golpe a JPMorgan por no respetar los permisos de paternidad. Derek Rotondo, uno de sus empleado, había pedido permiso al departamento de recursos humanos para poder cuidar a su hijo recién nacido durante 14 semanas. Y, como las de sus compañeras, quería que su baja estuviera remunerada. Pero se lo negaron. Presentó una queja ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo y ahora el mayor banco de Estados Unidos debe crear un fondo con cinco millones de dólares (cuatro millones y medio de euros) para compensar a los padres que también sufrieron esta discriminación laboral. Es el mayor acuerdo de este tipo.

MÁS INFORMACIÓN

El argumento que le dieron en el banco para negarle la paga es que “los hombres, como padres biológicos, no podían ser considerados como cuidadores primarios”. Así que solo podían darle la baja remunerada durante dos semanas. Rotondo llevaba siete años trabajando para el banco en la unidad que investiga delitos financieros. Tras presentar la queja, el banco accedió a darle lo que pedía.

Pero su denuncia sirvió para aglutinar otras demandas similares contra el banco, que son las que ahora se han resuelto, como ha adelantado el Financial Times. La Unión por las Libertades Civiles de EE UU (ACLU, por sus siglas en inglés), que ha encauzado el proceso, calcula que cientos de padres a los que durante los últimos siete años se les negó el permiso por paternidad remunerado podrán recibir una compensación. “La legislación es muy clara”, señala Peter Romer-Friedman, portavoz de esta la organización que lucha por la igualdad, “la paga deber ser la misma para hombres y mujeres”.

JPMorgan remunera hasta 16 semanas de baja por maternidad, las dos primeras por el parto. El banco insiste en que su política laboral fue siempre neutra en cuestiones de género. Pero admite que tuvo que aclarar el lenguaje tras la queja de Rotondo. “Le agradecemos que llamara nuestra atención sobre esta cuestión”, declara el abogado de la entidad. Estée Lauder resolvió el año pasado un caso similar y acordó compensar con un millón a los empleados que sufrieron la discriminación.

Igualdad entre hombres y mujeres

El Tribunal Supremo de EE UU ya tomó una decisión en este sentido. Los abogados de la ACLU explican, además, que este tipo de políticas benefician también a la mujer porque le dan un apoyo adicional y les permiten retomar antes la vida laboral tras el parto. Rotondo espera que su caso sirva para “acabar con el estereotipo de que es la mujer la que debe tener niños y el hombre trabajar para pagar las facturas”.

La demanda colectiva liderada por la ACLU cubre a padres a los que el banco negó la paga durante el permiso por paternidad en las mismas condiciones que las madres entre 2011 y 2017. Rotondo insiste en que solo quería estar más tiempo con su hijo. El banco le indicó que para poder recibir su sueldo durante el tiempo que pidió debía demostrar que su esposa estaba incapacitada o tenía que volver al trabajo.

ACLU admite que la política de permiso parental de JPMorgan Chase es muy generosa y está muy por encima que la de la mayoría de las compañías en EE UU. Pero insiste en que las condiciones deben ser las mismas para hombres y mujeres. “Esperemos que más compañías sigan ahora el liderazgo del banco”, concluyen fuentes de la organización, “para que el sistema garantice las necesidades de las familias”.

Fuente: El País