MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Colin Powell, quien fuera secretario de Estado de Estados Unidos durante la Presidencia de George W. Bush, ha fallecido a los 84 años debido a complicaciones causadas por la COVID-19, según ha anunciado este lunes su familia en la red social Facebook.

«Hemos perdido a un esposo, padre, abuelo y un gran estadounidense extraordinario y amoroso», han señalado, antes de precisar que Powell tenía la pauta completa de vacunación contra la COVID-19.

Además, el exsecretario de Estado padecía un mieloma múltiple, un cáncer de las células plasmáticas, según ha revelado una fuente familiar con el asunto. Este tipo de cáncer suprime la respuesta inmunológica. Las personas con el sistema inmune comprometido tienen más posibilidades de desarrollar una COVID-19 grave, a pesar de estar vacunados.

Powell, neoyorquino de nacimiento, fue el primer secretario de Estado estadounidense de raza negra y un distinguido y pionero soldado que combatió en Vietnam. Posteriormente, se convirtió en el primer asesor de Seguridad Nacional negro durante el final de la Presidencia de Ronald Reagan y en el primer y más joven presidente del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, entre 1989 y 1993, durante las administraciones de George H. W. Bush y Bill Clinton.

Juró como secretario de Estado de George W. Bush en enero de 2001, puesto que ocupó hasta enero de 2005. Fue en este período cuando presentó información deficiente ante Naciones Unidas para abogar por la guerra de Irak, lo que más tarde llamaría una «mancha» en su historial, según recuerda la cadena de televisión CNN.

La comprobación de que las supuestas armas de destrucción masiva no existían malogró su historial diplomático, lo que implicó que no fuera confirmado en el cargo tras la reelección de Bush como presidente.

Powell, que siempre se ha declarado como votante republicano, usó su capital político para apoyar la elección de Barack Obama a la Casa Blanca en 2008.

Ha recibido numerosos premios y condecoraciones militares en Estados Unidos y otros países, entre las que destacan dos medallas presidenciales por actos en pro de la libertad o la medalla de la ciudadanía otorgada por el presidente. Estaba casado con Alma Vivian (de soltera, Johnson) Powell desde 1962 y con ella tuvo tres hijos, Michael, Linda y Anne.

«UN GRAN SERVIDOR PÚBLICO»

El expresidente Bush ha lamentado la muerte de Powell. En un comunicado, ha destacado que era «un gran servidor público, empezando por su época como soldado en Vietnam», y ha remarcado que muchos presidentes han confiado en su «consejo» y «experiencia».

«Era uno de los favoritos de los presidentes que ganó la Medalla Presidencial de la Libertad dos veces», ha continuado, antes de incidir en que era un hombre «muy respetado» en Estados Unidos y en el extranjero. «Y lo más importante, Colin era un padre de familia y un amigo», ha concluido.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha mostrado su «profunda tristeza» por el fallecimiento de Powell, «un querido amigo y un patriota con un honor y una dignidad sin iguales». En un comunicado, el mandatario ha indicado que el exsecretario de Estado encarnó «los más altos ideales de un guerrero y un diplomático», antes de incidir en que estuvo «comprometido con el fortalecimiento y la seguridad de Estados Unidos sobre todas las cosas».

«Colin lideró con su compromiso personal con los valores democráticos que hacen a nuestro país más fuerte. Una y otra vez puso al país antes que a sí mismo, a su partido, a cualquier otra persona», ha agregado, antes de indicar que Powell también «rompió barreras raciales repetidamente».

«Sobre todo ello, Colin era mi amigo. Era fácil compartir una carcajada con él. Un confidente en el que confiar en los buenos y los malos tiempos», ha agregado Biden, que también ha señalado que estará «eternamente agradecido» porque el exsecretario de Estado apoyara su candidatura a la Presidencia estadounidense. «Extrañaré poder llamarle en el futuro por su sabiduría», ha lamentado.

Mientras, el actual secretario de Estado, Antony Blinken, ha señalado que Powell era «simple y completamente un líder», que «supo cómo construir un equipo fuerte y unido».

«Dio al Departamento de Estado lo mejor de su liderazgo. Su experiencia, su patriotismo. Nos dio decencia y el Departamento de Estado le adoraba por ello», ha agregado. Asimismo, ha reconocido que Powell trató a su equipo con respeto y nunca se preocupó por las jerarquías.

«Trató a las personas como él esperaba que le trataran, y se aseguró de que supieran que siempre iba a estar a su lado», ha agregado, destacando que «el resultado fue que las personas atravesarían muros por él».

También el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, ha lamentado la muerte de Powell, «un gran amigo y mentor». «El mundo pierde a uno de los más grandes líderes que hemos visto», ha agregado, según recoge la CNN.

El expresidente Jimmy Carter ha destacado que «la valentía y la integridad» del exsecretario de Estado «serán una inspiración para las generaciones venideras». «Un patriota verdadero, un servidor público, tuvimos el honor de trabajar junto a él para fortalecer a las comunidades estadounidenses, ayudar a resolver en conflicto de Haití y observar las elecciones en Jamaica», ha agregado.

Por su parte, la exsecretaria de Estado Madeleine Albright ha calificado a Powell como un hombre «sabio» y «de principios», «un amigo leal y una de las personas más educadas» que ha conocido. «Mi corazón está triste porque he perdido a un amigo», ha señalado en un comunicado difundido a través de su cuenta en la red social Twitter.

«Colin Powell era un icono estadounidense cuya carrera en el servicio público siempre será celebrada y recordad, pero para mí simplemente era mi amigo Colin», ha continuado, remarcando que ambos han compartido cosas como su «profundo amor» por Estados Unidos.


607565.1.260.149.20211018142335
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press