El padre de las figuras de Lego, el danés Jens Nygaard Knudsen, ha muerto dejando un legado de unos 8.000 millones de figuras de plástico de cuatro centímetros en cuartos infantiles y colegios de todo el mundo.

Fundada en 1932 por Ole Kirk Christiansen, la empresa Lego se ha convertido en un fenómeno global con su propia franquicia de películas de dibujos animados y parques de atracciones.

En 2018 obtuvo un beneficio de 8.100 millones de coronas danesas (unos 1.085 millones de euros) y 17.000 trabajadores en más de 40 países.

El gigante de los bloques de construcción para niños falleció el pasado miércoles de Esclerosis lateral amiotrófica (ELA) a los 78 años, en el hospital Anker Fjord de la localidad danesa de Hvide Sande.

Nygaard Knudsen fue entre 1968 y 2000 diseñador en Lego y, además de la figura de brazos y piernas articuladas que patentó en 1978, fue el responsable de series muy populares de esta marca como la del espacio o la de los piratas.

Fuente: Cinco Días