MADRID, 16 Nov. (EUROPA PRESS) –

   La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha señalado, tras conocerse la reducción de penas a violadores usando la nueva Ley de Garantía de la Libertad Sexual, conocida como Ley ‘solo sí es sí’, que el machismo «puede hacer que haya jueces que apliquen erróneamente la ley o que la apliquen de forma defectuosa».

   «Lo que está ocurriendo aquí es que hay jueces que no están cumpliendo la ley. Nos ha pasado con los regímenes de visitas para maltratadores en la Ley de Infancia y nos ocurre ahora también con la Ley ‘solo sí es sí», ha señalado este miércoles Montero, que ha asistido al acto de presentación de la Estrategia contra la Erradicación de la Violencia contra la Infancia y la Adolescencia, a cargo de la ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra.

   Ante esta situación, la ministra ha manifestado que, en cumplimiento de la Ley de Garantía Integral de la Libertad Sexual, van a «reforzar la formación obligatoria a todo el personal que opera en la justicia»: «Confiamos en que los tribunales unifiquen su criterio en defensa de los derechos de las mujeres y para garantizar que no hay impunidad para los agresores».

   Para la responsable de Igualdad, el problema «es que hay jueces que están incumpliendo la ley» y Naciones Unidas ya ha «alertado de que el machismo puede hacer que haya jueces que apliquen de forma defectuosa una ley, que la interpreten erróneamente».

   Esta supuesta interpretación errónea de la ley por parte de los jueces, se trabaja, según ha apuntado Montero, «con formación obligatoria». «Nos preocupa que haya jueces que no cumplan con las leyes feministas porque puede desproteger a las mujeres. Lo que vamos a hacer es mejorar cada vez más la capacidad de las instituciones de garantizar todos los derechos para todas las mujeres víctimas de agresiones sexuales», ha precisado.

   Finalmente, ha afirmado que si la ley ‘solo sí es sí’ se cumple «todas las mujeres van a estar protegidas». «Vamos a reforzar la formación a todos los operadores judiciales para que ese machismo no lleve a comprometer la imparcialidad de los sistemas de justicia y que no haya jueces que apliquen erróneamente la ley», ha insistido.




Fuente: Europa Press