LEBRIJA (SEVILLA), 1 Jul. (EUROPA PRESS) –

La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, ha asegurado este viernes que «será duro, pero será» la negociación del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2023 la que debe incluir el incremento del gasto en Defensa para alcanzar el objetivo de llegar a un 2% del PIB en 2029, compromiso alcanzado en la Cumbre de la OTAN en Madrid.

«Prepararemos unos Presupuestos que serán el primer paso para contemplar el objetivo de llegar al 2% en 2029», ha afirmado Montero, quien ha relativizado la discrepancia con su socio de gobierno, Unidas Podemos, que ha rechazado esa aspiración de elevar el gasto militar, al argumentar que «la negociación siempre es compleja, no sólo con los socios de gobierno, sino con todos los grupos políticos que tienen que apoyar un presupuesto».

Desde Lebrija (Sevilla), Montero ha esgrimido sobre esa negociación presupuestaria que «el Gobierno ha demostrado en este período diálogo, capacidad de acuerdo, consenso, son señas de identidad», por lo que ha relativizado las dificultades parlamentarias para alumbrar el proyecto de Presupuestos de 2023 con la idea de que «hacía mucho tiempo que España no contaba con dos presupuestos consecutivos». Añadió que ese entrenamiento les permitirá confeccionar unos buenos presupuestos que permitan seguir haciendo frente a la inflación.

En el esqueleto de ese proyecto de Presupuestos para 2023, Montero ha apelado a «compatibilizar los derechos sociales, las pensiones, la sanidad, la educación, la vivienda, la inversión» con ese nuevo añadido de la apuesta por la seguridad, convencida de que «España cumple con el conjunto de los socios» para invocar la aspiración de que esa inversión en defensa sea «disuasoria de cualquier intento que afecta a nuestra integridad territorial».

A juicio de la ministra de Hacienda, el objetivo de aumentar el gasto militar responde a que se trata en siglo XXI de que todos los países se sientan seguros con el argumento de que «los ataques tienen muchas vertientes, formatos, no solamente la parte armada, la visible, que crea más pérdidas de vida», para apuntar entonces otros riesgos asociados a la seguridad como «las amenazas de ciberseguridad, hacerse con el control de datos de ciudadanos».

Fuente: Europa Press