Dice que se perfila un acuerdo con el PNV para derogar la Ley Mordaza y que trabajan con «con más medios» ante el aumento de agresiones sexuales

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) –

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha defendido hoy que la Jefatura Superior de Policía de Cataluña siga en la Vía Layetana de Barcelona y ha pedido «no hacer del edificio un símbolo». En cuanto a la Ley Mordaza, ha precisado que se está perfilando un acuerdo definitivo con el PNV para derogarla con el objetivo de garantizar derechos y libertades, pero también de dotar de seguridad jurídica a los agentes.

Así se ha expresado el titular de Interior durante una entrevista en
Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, en la que ha defendido el trabajo diario de los cuerpos y las instituciones, en relación a la Comisaría de Vía Laietana, de la que pide «no hacer de un edificio un símbolo». En su opinión, ese trabajo de las FCSE «resignifica ese espacio» y otros con un pasado ligado al franquismo.

También ha asegurado que el Gobierno está «perfilando el acuerdo definitivo», que abordarán sobre todo con el PNV, para derogar la llamada ‘Ley Mordaza’ con dos objetivos: garantizar el libre ejercicio de los derechos y libertades, y dotar de seguridad jurídica a la situación de los agentes.

Marlaska ha afirmado además que están cerrando un acuerdo con el Govern para ampliar la plantilla de los Mossos d’Esquadra con el objetivo de que la Consejería de Interior cuente con los medios necesarios para garantizar la seguridad en Cataluña.

Ha sostenido que será un «acuerdo razonable y adecuado» en una entrevista antes de participar en la reunión de la Junta de Seguridad, convocada este viernes en Barcelona después de tres años.

NUEVOS ACUERDOS DE INTEGRACIÓN ENTRE MOSSOS Y CUERPOS ESTATALES

El ministro ha augurado que en la reunión de este viernes se profundizará con «nuevos acuerdos» en la integración entre los Mossos y los cuerpos estatales que asegura que ya se inició en 2018, con la última Junta de Seguridad, bajo el mandato del expresidente Quim Torra.

También ha expresado su «solidaridad» a la menor de edad víctima de una violación en Igualada (Barcelona) y a su entorno, después de que la madre enviara una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidiendo más dureza con los autores de este tipo de agresiones.

«La lucha contra la violencia machista y cualquier violencia sobre la mujer es una de las prioridades máximas en el Ministerio del Interior. Estamos trabajando seriamente, dotándonos de mayor personal», ha expuesto.

Ha subrayado que el Gobierno trabaja «con más medios personales», formación y preparación ante el aumento de casos registrados de agresión sexual, algo que considera que en parte se debe al aumento de las denuncias aunque los datos siguen siendo preocupantes, en sus palabras.

MODELO POLICIAL

Sobre el debate del modelo policial en Cataluña, ha pedido no empezar «con generar la sospecha» sobre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, que ha afirmado que deben contar con medios para garantizar la seguridad en el espacio físico y virtual.

Preguntado por el uso de pelotas de goma por parte de la Policía, pese a que el Parlamento catalán las prohibió, ha dicho que los agentes deben actuar «con la proporcionalidad, la necesidad y la idoneidad precisas» en ese ámbito.

«Perder un ojo es una auténtica tragedia, pero vuelvo a decir, las fuerzas y cuerpos de seguridad tienen que actuar y actúan bajo los principios de proporcionalidad, idoneidad y necesidad y mínima vulnerabilidad», ha subrayado.

PUIGDEMONT

Sobre la situación del expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, ha sostenido que debe afrontar sus responsabilidades y comparecer ante la Justicia española, algo que pide no mezclar con el «diálogo permanente y serio» en interés de los catalanes.

Al ser preguntado sobre si la Policía controla los movimientos de Puigdemont, ha dicho que el cuerpo actúa en todo momento conforme a la legalidad: «Si procede, procede. Si no procede, no procede», y ha negado que hubiera ningún agente español presente en la detención del expresidente y eurodiputado en Cerdeña.

Fuente: Europa Press