MADRID, 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

Los manifestantes que han salido este sábado a las calles de Sri Lanka para exigir la dimisión del presidente Gotabaya Rajapaksa y su ya dimitido primer ministro, Ranil Wickremesinghe, han incendiado la residencia oficial de este último en Colombo.

Medios ceilandeses han publicado imágenes del inmueble envuelto en llamas y un denso humo negro que sale de la casa, ubicada en la Quinta Avenida de la capital.

Wickremesinghe ha sido uno de los objetos de la ira de los manifestantes, que este sábado han tomado el palacio presidencial. Mientras, Rajapaksa se encuentra en paradero desconocido.

A nivel institucional, Wickremesinghe ha dimitido ya tras una reunión de todos los partidos relacionados con el Gobierno, convocada por el presidente del Parlamento, Mahinda Yapa Abeywardena, que ha pedido la dimisión tanto de Wickremesinghe como de Rajapaksa.

Fuente: Europa Press