Zapatero cifra entre un 30%-40% la población madrileña protegida ahora mismo por anticuerpos o inmunidad celular

MADRID, 27 Nov. (EUROPA PRESS) –

El viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid, Antonio Zapatero, ha reconocido que no es «muy optimista» respecto a la respuesta del Ministerio de Sanidad al plan que ha elaborado la Consejería de Sanidad para permitir la realización de test en farmacias.

Zapatero se ha remitido, en una entrevista en ‘esRadio’ recogida por Europa Press, a la relación que han mantenido la Comunidad de Madrid y el Gobierno central en relación con la gestión de la pandemia, y ha aludido al estado de alarma, entre otras cosas.

«A mí me hubiera encantado que hubiéramos ido mucho más de la mano, pero la experiencia que hemos tenido es la que hemos tenido», ha manifestado Zapatero, quien ha agregado: «vamos a esperar la respuesta del Ministerio, no sé lo que nos dirá el Ministerio pero no soy muy optimista de cara a hacer un diagnóstico como médico».

Zapatero ha asegurado que solo ve ventajas a la posibilidad de que 500 o 600 farmacias de las 2.900 con las que cuenta la Comunidad de Madrid se ofrezcan a ayudar a testear y a cribar a los madrileños.

El responsable de Plan Covid-19 de la Comunidad de Madrid ha puesto de ejemplo a Eslovaquia por su estrategia de «testeo masivo obligatorio por parte del Estado», ya que si algún ciudadano se negaba a hacerse el test de antígenos debía hacer cuarentena de 14 días.

Según Zapatero, con eso se ha conseguido identificar a todos los positivos, tomar medidas de aislamiento y ahora Eslovaquia es de los países europeos que tienen una incidencia más baja.

Asimismo, ha señalado que el empleo de test de antígenos «cambió la dinámica en Madrid» y ha vaticinado que ahora que quieren introducirlo otras comunidades autónomas «van a ir mejorando en parte por el test de antígenos, porque detectar precozmente al infectado y tomar medidas de aislamiento, cambia, ha cambiado en Madrid, y va a cambiar el panorama de la gestión de la pandemia».

Por otro lado, Zapatero ha indicado que disponen de estudios realizados en algunas zonas de Madrid que indican que la inmunidad por anticuerpos puede llegar al 25 por ciento de la población, y ha señalado que otra parte importante es la «inmunidad celular».

A su juicio, en las comunidades que han sido más castigadas por el coronavirus, como Madrid, esa inmunidad celular «debe ser más alta», y eso está ayudando ahora.

ENTRE UN 30%-40% DE LA POBLACIÓN MADRILEÑA PROTEGIDA

Según sus cálculos, entre un 30 y un 40 por ciento de la población madrileña puede estar protegida ahora mismo por anticuerpos o inmunidad celular, mientras los expertos dicen que para obtener la inmunidad de rebaño habría que llegar a un 70 por ciento, que es a lo que se pretende llegar con la vacuna, ha apuntado.

Respecto al Plan Nacional de Vacunación, ha indicado que hay «aspectos técnicos» pendientes, como si los residentes de las residencias de mayores que tienen anticuerpos van a estar entre los primeros en recibir la vacuna pese a tener ya inmunidad, cuando además parece que esta es más duradera de lo que se pensaba y aunque ahora se estipula que es de seis meses es posible que dure entre 18 y 24 meses.

Así, tras señalar que según el estudio de seroprevalencia llevado a cabo en las residencias de mayores por la Comunidad de Madrid, «único en Europa», un 53 por ciento de los residentes tiene anticuerpos, ha destacado que se debe tener en cuenta un aspecto como el de la inmunidad a la hora de establecer un orden de prelación para la vacunación.

En cuanto al Plan de Navidad, ha considerado que las medidas pueden ser diferentes en función de la situación de cada comunidad, y ha apuntado que aunque haya voluntad de consenso «hasta el momento no ha sido muy exitosa esta cuestión».

En cuanto a la Comunidad de Madrid, ha recalcado que van a apostar por incrementar a 10 el número máximo de personas que está permitido en las reuniones en los principales días de Navidad.

Fuente: Europa Press