ONU y EEUU piden el cese inmediato de los ataques de los talibán

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

El portavoz de la oficina política de los talibán en Doha, Mohamad Naim, ha acusado este domingo al Gobierno de Afganistán de iniciar los ataques que han llevado al grupo a tomar el control de cinco capitales de provincia del país en los últimos tres días.

En una entrevista en la cadena de televisión qatarí Al Yazira, Naim ha afirmado que no hay un acuerdo de alto el fuego y que el Gobierno de Kabul ha elegido la guerra después de ataques durante la festividad musulmana de Eid Al Adha (Celebración del Sacrificio).

A mediados de julio, las delegaciones del Gobierno y los talibán reunidas en Doha llegaron a un acuerdo tras dos días de negociaciones en el que se comprometieron a evitar víctimas civiles, a proteger las infraestructuras del país y cooperar para la distribución de ayuda humanitaria. Sin embargo, no pactaron un alto el fuego como se venía especulando.

Por otro lado, el portavoz ha advertido que una mayor injerencia de Estados Unidos y de otros países, generará tensión y aumentará los problemas.

ONU Y EEUU PIDEN EL CESE DE ATAQUES

Naciones Unidas y Estados Unidos han pedido este domingo el cese inmediato de los ataques de los talibán ante el avance de estos en las ciudades de Kunduz, Sar e Pul y Taluqan, en las últimas horas.

La representante especial de la Secretaría General de la ONU para Afganistán, Deborah Lyons, se ha reunido con el expresidente de Afganistán, Hamid Karzai, en Kabul y ambos han manifestado su «compromiso firme de los países de la región es vital para salvar vidas afganas».

«Los ataques de los talibán a las ciudades no tienen justificación posible, causan un daño inmenso y deben detenerse de inmediato», ha comunicado desde su cuenta de Twitter la Misión de Asistencia de la ONU en este país (UNAMA, por sus siglas en inglés).

Por su parte, la embajada de Estados Unidos en Kabul ha condenado «la nueva ofensiva violenta de los talibán contra varias ciudades afganas». «Si los talibán afirman querer legitimidad internacional, los ataques continuos no los acercarán a la legitimidad que desean y deberían dedicar su energía al proceso de paz, no una campaña militar», ha añadido en su cuenta de Twitter.

Asimismo, horas antes ha emitido un comunicado en el que considera «estas acciones de los talibán para imponer por la fuerza su gobierno son inaceptables y contradicen su afirmación de apoyar un arreglo negociado en el proceso de paz de Doha».

«Pedimos a los talibán que acepten un alto el fuego permanente y completo y que participen plenamente en las negociaciones de paz para poner fin al sufrimiento del pueblo afgano y allanar el camino hacia un arreglo político inclusivo que beneficie a todos los afganos y garantice que Afganistán no vuelva a servir como un refugio seguro para los terroristas», ha zanjado.

En este sentido, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha sido informado sobre la situación en Kunduz, ha dicho a la CNN un funcionario de la Casa Blanca.

«Las fuerzas estadounidenses han realizado varios ataques aéreos en defensa de nuestros socios afganos en los últimos días», ha declarado a este medio Nicole Ferrara, portavoz del Comando Central de Estados Unidos.

Los combates en Afganistán son cada vez más cruentos, y según el Ministerio de Defensa afgano 572 insurgentes han muerto en las últimas horas en combates contra las fuerzas de seguridad registrados en 18 provincias del país.

Enfrentamientos que, por otro lado y como cabía esperar, están causando enormes daños a la población civil. De momento, y a la espera de más datos en el resto de lugares, la Dirección de Salud Pública de Kunduz ha confirmado que 11 civiles murieron y 39 más resultaron heridos en una nueva oleada de enfrentamientos en la ciudad que comenzaron el viernes por la noche.

El conflicto armado en Afganistán ha causado la muerte de 1.659 y dejó heridos a otros 3.524 en los primeros seis meses de 2021, según la UNAMA.

El número de víctimas ha aumentado en un 47 por ciento en relación con el primer semestre de 2020, revirtiendo la tendencia a la baja de los últimos cuatro años.

Fuente: Europa Press