Las indemnizaciones abonadas por Renfe por retrasos en los trenes AVE alcanzaron los 5.076.728 euros en 2019, lo que supone un descenso del 21,3% con respecto a los 6.451.553 millones abonados por la operadora por este mismo concepto en 2018.

Así se refleja en una respuesta escrita del Gobierno al diputado de EH-Bildu, Jon Iñarritu, a la que ha tenido acceso Servimedia, en la que se detallan estas indemnizaciones que se producen por retrasos de más de 15 minutos.

La línea que acumula una mayor cuantía en indemnizaciones es la adrid-Barcelona-Figueres, que suma 1.709.590 euros, un 20,8% menos que el año anterior cuando alcanzó los 2.159.410 euros.

A continuación, el Madrid-Sevilla acumuló 838.228 euros en indemnizaciones, un 10,9% menos que los 941.114 euros de 2018. Esta línea dejó de indemnizar por retrasos de cinco minutos en 2016, compromiso que adquirió Renfe en 1992 con su lanzamiento, y se equiparó con el resto.

Por su parte, los enlaces de alta velocidad entre Barcelona y Andalucía acumularon también una cuantía significativa en indemnizaciones, en su caso de 792.845 euros. Eso sí, fueron de las que más se redujeron, en concreto un 42,7%, frente a los 1.384.266 de un año antes.

Con una cuantía similar, la cuarta relación con más dinero abonado en indemnizaciones por retraso es el Madrid-Málaga con un total de 780.929 euros, un 22,5% menos que en 2018 cuando la cuantía ascendió a 1.007.162 euros.

Además, el Madrid-Valencia generó a Renfe un gasto por retrasos de 217.649 euros (-1,4%), el Madrid-Alicante de 207.182 euros (-46,7%), el Madrid-León de 147.428 (+28,3%), el Madrid-Castellón de 143.886 euros (-3,8%), el Barcelona-Granada de 106.519 euros (primer año), el Madrid-Huesca de 84.284 euros (+73,7%) y el Valencia-Sevilla de 48.188 euros (+29,2%).

Fuente: Cinco Días