Insisten en que la agresión comenzó porque creían que les grababan con un teléfono y el que se llevó el móvil de la víctima alega que se lo encontró

   A CORUÑA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) –

   Los cuatro jóvenes mayores de edad puestos a disposición judicial este viernes en relación a la muerte de Samuel Luiz debido a una paliza mortal en A Coruña el pasado fin de semana han declarado en el juzgado que no conocían a la víctima y han rechazo un motivo de odio o de componente de tipo sexual para la agresión que acabó con su vida.

   Así lo han asegurado fuentes consultadas por Europa Press, que han explicado que la joven detenida, de 19 años, y que ha sido la única que ha quedado en libertad con la obligación de comparecencias en el juzgado, ha contestado únicamente a las preguntas de su abogado, Luciano Prado.

   Mientras que el cuarto arrestado, un chico de 18 años al que se le atribuye la sustracción del móvil de la víctima, representado por el letrado Ramón Sierra, respondió a todos los abogados y los otros solamente al suyo.

   En concreto, la única chica de los cuatro jóvenes que han pasado a disposición judicial ha manifestado que «en ningún momento», han asegurado las mismas fuentes consultadas, agredió a Samuel, ni alentó a nadie a hacerlo. Así, han recalcado que esta joven «no llevó a cabo ninguna acción». Incluso, ha declarado que le recriminó a su novio, un chico de 20 años arrestado, su actitud en la paliza.

   Los cuatro detenidos que han pasado este viernes a disposición judicial, amigos entre sí, asimismo han ratificado que ninguno de ellos conocía a Samuel Luiz y rechazaron motivo de odio o un componente de tipo sexual como causa de la agresión, como preguntó al menos uno de los letrados, porque no lo conocían.

TELÉFONO MÓVIL

   En este sentido, declararon que todo empezó porque creían que les grababan con un teléfono móvil, con el que, según aseguraron amigas de la víctima, Samuel Luiz estaba en videollamada con una de ellas.

   Además, el cuarto detenido en relación a la paliza mortal al joven coruñés de 24 años, al que la Policía Nacional atribuye además de la muerte de Samuel apropiación indebida por quedarse con el teléfono móvil de la víctima, ha alegado que se encontró el dispositivo en el suelo donde sucedieron los hechos.

   Este viernes han sido, además, detenidos dos menores de edad, uno de ellos con antecedentes, de nacionalidad española, relacionadas con el homicidio de Samuel, lo que eleva a seis la cifra de arrestados hasta el momento. Esta previsto que estos pasen a disposición de la Fiscalía de Menores.

PRISIÓN PARA TRES

   La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de A Coruña, en funciones de guardia, ha decretado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, de tres de los cuatro sospechosos de haber participado en el crimen de Samuel Luiz, sucedido en la madrugada del sábado 3 de julio en el paseo marítimo de A Coruña.

   En concreto, ha acordado prisión para los tres chicos que pasaron este viernes a disposición judicial y libertad, con la obligación de

   comparecencias en el juzgado, para la joven, la única que ha quedado en libertad. La Fiscalía no solicitó el ingreso en prisión para ella.

   La magistrada indica en el auto que los cuatro arrestados son sospechosos de haber cometido un delito de homicidio o de asesinato, pendiente de definir a lo largo de la instrucción. La jueza ha acordado su ingreso en prisión por entender que existe riesgo de fuga y posibilidad de alteración o destrucción de pruebas.

   La investigación, que está bajo secreto de sumario, está dirigida por el Juzgado de Instrucción número 8 de A Coruña, que es el que estaba de

   guardia cuando sucedieron los hechos y al que se remitirá todo lo actuado y que deberá ratificar las medidas. Además, está previsto que en próximos días comparezcan en sede judicial los testigos de los hechos.

Fuente: Europa Press