/, Expansión/Los grupos hoteleros destinan 2.500 millones a impulsar su rentabilidad

Los grupos hoteleros destinan 2.500 millones a impulsar su rentabilidad

Meliá, Barceló, RIU, NH, Palladium e Iberostar redoblan su esfuerzo inversor con el fin de llegar a nuevos mercados, reforzar la presencia de sus marcas ‘premium’ y subir los precios.

Las cadenas hoteleras aprovechan el tirón del turismo y los buenos resultados cosechados en los últimos ejercicios para hacer los deberes y poner al día sus activos. Los grupos españoles han puesto en marcha inversiones por cerca de 2.500 millones de euros en los últimos años y prevén pisar el acelerador con el fin de reposicionar su cartera de activos e impulsar el segmento premium para captar así a clientes dispuestos a pagar más por sus vacaciones.

Con estas medidas, los grupos hoteleros buscan impulsar la rentabilidad y potenciar la eficiencia operativa centrándose más en precios que en ocupación, donde tienen poco margen de crecimiento. Además, las compañías pretenden asaltar nuevos mercados diversificando riesgos en caso de que cambie el ciclo.

Una de las más activas en la reposición de sus activos ha sido Meliá Hotels. La compañía destinó el pasado año 260 millones de euros al mantenimiento y reforma de sus establecimientos en todo el mundo. La firma ha hecho hincapié en la mejora de su cartera hotelera en España. En concreto, en los últimos cinco años ha destinado junto a sus socios 500 millones a la mejora de los hoteles españoles, de los cuales más de 200 millones han ido a parar a Magaluf (Mallorca).

Por su parte, RIU invirtió el pasado año 500 millones en la compra, construcción y renovación de hoteles y proyecta destinar más de 400 millones en 2017 a la reforma completa de seis hoteles y nuevas aperturas. Sólo en España, en los últimos años la cadena ha reformado 13 hoteles con una inversión acumulada en estos proyectos de 200 millones.

Aperturas

En cuanto a aperturas, el grupo hotelero prevé abrir su primer hotel en Madrid en 2019. Para su desembarco en la capital la compañía ha elegido el Edificio España, donde invertirá entre 380millones y 400 millones, incluido el precio abonado a Baraka por la compra el pasado mes de junio del activo.

Iberostar es otro de los grupos hoteleros que ha puesto en marcha un programa de inversión para abrir nuevos hoteles y actualizar algunos de sus establecimientos en cartera. En 2016, abrió hoteles en nuevos destinos como Estados Unidos o Ibiza. Además, en el marco de su política de reinversión de beneficios, dedicó en 2016 más de 90 millones a la reforma de hoteles y prevé destinar hasta 2018 más de 300 millones de euros en reformas parciales y totales.

Por su parte, Palladium ha apostado por crecer en el Caribe y reposicionar su presencia en las islas españolas. El grupo de la familia Matutes destinó el pasado año 80 millones al Hard Rock Tenerife e invertirá 450 millones de euros hasta 2018 en reposicionar dos hoteles en Ibiza, remodelar y ampliar sus hoteles en Rivera Maya y en la apertura de dos establecimientos en Costa Mujeres y otro en Cancún, todos en México

En el marco de su plan estratégico, NH ha invertido en la renovación de activos 200 millones de euros desde 2014 a 2016. A España destinó el 42% de esta cifra. Como consecuencia de este plan, a comienzos de 2017, una de cada cinco habitaciones del grupo pertenece a los establecimientos de las marcas premium NH Collection y nhow.

Del mismo modo, Barceló ha puesto en marcha una nueva arquitectura de marcas y destinado una media de 100 millones de euros anuales a reposicionar su producto.

Uno de los ejes estratégicos de Grupo Piñero es la mejora de los hoteles y la consolidación de los principales mercados con la apertura de establecimientos. Con este objetivo, la cadena ha invertido 50 millones en la construcción de un nuevo hotel cinco estrellas de lujo en el municipio tinerfeño de San Miguel de Abona.

Meliá abandera el nuevo Magaluf

Meliá Calviá Beach.

Meliá destinó 260 millones de euros en 2016 a inversiones en mantenimiento o reformas de activos en todo el mundo y ha invertido, junto con sus socios, más de 500 millones de euros en hoteles urbanos y vacacionales en España en los últimos cinco años. En concreto, el grupo de la familia Escarrer ha destinado 200 millones a la reposición de sus hoteles en Magaluf, donde gestiona nueve hoteles, a los que sumará otro más en 2018.

NH empuja el segmento ‘premium’

NH Collection Colón en Madrid.

La compañía puso en marcha en 2014 un plan estratégico que le ha supuesto una inversión de más de 200 millones de euros en los últimos tres años en reposicionamiento de hoteles en todo el mundo. La cadena hotelera ha destinado cerca del 42% de esta cifra a sus establecimientos en España. A principios de 2017, una de cada cinco habitaciones de la cadena pertenecía a las marcas premium NH Collection y nhow, el doble que hace dos años.

Barceló: Estrategia multimarca

La cadena hotelera viene destinando 100 millones anuales en los últimos ejercicios a reposicionar su producto. El grupo Barceló inició en el año 2016 un plan para reformar parcial o totalmente 12 hoteles en Latinoamérica, proyecto al que destinó más de 110 millones de dólares. Esta inversión se suma a los más de 90 millones de euros que la empresa empleó en el ejercicio 2015 para reformar su planta hotelera.

Palladium apuesta por el Caribe

Ushuaïa Ibiza Beach Hotel.

La cadena de la familia Matutes tiene previsto destinar unos 450 millones de euros hasta 2018 a la modernización de su cartera hotelera y a la construcción de nuevos establecimientos. En concreto, Palladium prevé reposicionar dos hoteles en Ibiza, así como remodelar y ampliar sus hoteles de Rivera Maya. Además, Grupo Palladium prevé construir dos hoteles en Costa Mujeres (México) y otro en Cancún.

RIU conquista el destino urbano

El Edificio España albergará su primer hotel en Madrid.

RIU cerró 2016 con una inversión de más de 500 millones en la compra, construcción y renovación de hoteles y proyecta destinar más de 400 millones en 2017 en la reforma completa de seis hoteles y nuevas aperturas. Además, la cadena mallorquina anunció en junio la compra del Edificio España, que albergará su primer hotel en Madrid. La firma destinará entre 380 millones y 400 millones en el activo, incluyendo el precio abonado a Baraka por su compra.

Iberostar moderniza la cadena

Iberostar Grand Hotel Bávaro (Punta Cana).

El grupo de la familia Fluxá ha puesto en marcha un plan para actualizar sus establecimientos y mejorar la calidad de los mismos. En su política de reinversión de beneficios, la compañía dedicó en 2016 más de 90 millones de euros a la reforma de diferentes hoteles de su portfolio en todo el mundo. Actualmente, la compañía cuenta con un plan de inversiones en reformas parciales y totales de más de 300 millones de euros hasta 2018.

Fuente: Expansión

By | 2017-08-22T22:03:23+00:00 agosto 22nd, 2017|Actualidad de Empresas, Expansión|Comentarios desactivados en Los grupos hoteleros destinan 2.500 millones a impulsar su rentabilidad