MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

El ministro de Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha asegurado este lunes que ve posible un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN si «las propuestas de Rusia» en materia de seguridad «son escuchadas», si bien ha instado a seguir negociando.

«Me parece que nuestras capacidades no están agotadas de ningún modo. Por supuesto, no deberíamos continuar de manera indefinida, pero en esta etapa propongo que las conversaciones continúen y aumenten», ha señalado en una reunión con el presidente ruso, Vladimir Putin.

Así, ha matizado que ve posible un acuerdo con Occidente sobre las garantías de seguridad en Europa, un tema que ha provocado un creciente aumento de la tensión en la frontera con Ucrania ante el despliegue de un mayor número de efectivos rusos.

Lavrov ha recalcado que la labor rusa «consecuente y de esclarecimiento», así como la «fidelidad a la explicación de su razón» ayudará a que el objetivo, un acuerdo, «sea alcanzado». Sin embargo, insiste en que esto estará vinculado a que «exista una cierta voluntad» a ceder en ciertos argumentos por la parte contraria.

«Ya lo dijimos más de una vez (…), que nosotros alertamos sobre el carácter inaceptable de unas conversaciones interminables sobre cuestiones que deben ser resueltas hoy. Y hoy, como titular del Ministerio de Exteriores, debo decir que siempre existe la posibilidad» de llegar a un acuerdo, ha matizado.

La semana pasada, sin embargo, las autoridades rusas rechazaron la respuesta presentada por Estados Unidos y la OTAN a las propuestas de Moscú sobre la seguridad en Europa y la calificaron como «descortesía».

Desde el Ministerio de Exteriores, además, hacían nuevamente un llamamiento a la comunidad internacional para que cumpla con «sus compromisos asumidos, incluidos los de los Acuerdos de Minsk», con los que se busca poner fin al conflicto en el este de Ucrania.

Este mismo lunes, Lavrov ha pedido a Estados Unidos que considere las iniciativas rusas «en su conjunto» para hallar una forma de «avanzar» manteniendo íntegras las iniciativas presentadas en diciembre.

Lavrov, que se ha reunido con Putin para abordar la situación, ha subrayado la importancia de un concepto de «seguridad indivisible» en Europa, lo que implica que la OTAN desista en su empeño por expandir el número de miembros que la forman.

Además, ha calificado de «poco satisfactoria» la respuesta obtenida del presidente estadounidense, Joe Biden, en relación con las garantías de seguridad mientras Putin, por su parte, ha señalado que se ha acordado que el Ministerio de Exteriores presente cuanto antes sus puntos de vista sobre la respuesta de Estados Unidos y la OTAN y ha hecho hincapié en que la posible «expansión de la OTAN hacia el este» es «peligrosa».

«Me gustaría escuchar tanto su análisis como sus propuestas sobre una respuesta a las respuestas recibidas de Washington y Bruselas», ha matizado, según informaciones del Kremlin.

Putin también se ha reunido con el ministro de Defensa, Sergei Shoigu, que le ha puesto al día de las maniobras militares llevadas a cabo en varios puntos del mar Báltico, el mar Negro y el mar de Barents.

«Algunos de estos ejercicios están a punto de completarse y otros terminarán en un futuro próximo», ha aseverado el ministro.

MOVIMIENTO DE TROPAS

Para las autoridades rusas el movimiento de tropas que se observa en suelo ucraniano «no es menos voluminoso» que el registrado en Rusia, tal y como ha señalado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, en declaraciones a la agencia de noticias Sputnik.

«Vuelvo a decir que el movimiento de las tropas rusas se realiza dentro de la frontera estatal. En cambio, la envergadura del movimiento de las tropas ucranianas se realiza en la zona fronteriza con las repúblicas populares en Donbás y puede compararse con la envergadura del movimiento de las tropas en Rusia», ha señalado.

La tensión en torno a Ucrania ha aumentado durante los últimos meses ante el despliegue de efectivos rusos junto a la frontera del país, lo que la comunidad internacional ha entendido como un posible preparativo de cara a una «invasión».

Rusia ha rechazado dichas acusaciones y ha acusado a la OTAN de incrementar la actividad militar en la zona.


641026.1.260.149.20220214150151
Vídeo de la noticia



Fuente: Europa Press