El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov

El ministro de Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov – ALEXEI NIKOLSKY/KREMLIN POOL / ZUMA PRESS / CONTAC

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Lavrov asevera que Occidente teme «la competencia honesta» y por ello «anula la cultura de cualquier país»

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

El ministro de asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov, ha asegurado este jueves que considera que el secretario general de la ONU, António Guterres, está retrasando una solución de la crisis alimentaria mundial.

«El secretario general de la ONU está retrasando una solución a la crisis alimentaria a través de sus acciones, no permite el envío de grano tan pronto como sea posible. Esto es lamentable», ha recalcado Lavrov en una entrevista con la emisora nacional de Bielorrusia, tal y como ha recogido la agencia de noticias rusa TASS.

Así, ha hecho hincapié en que Rusia está alarmada por la lentitud de la respuesta de Naciones Unidas a las propuestas sobre el transporte de cereales.

«Estamos alarmados por la lentitud de la reacción ante un asunto que parece urgente. No descarto que la Secretaría de la ONU esté sufriendo también una intensísima presión por parte de quienes quieren someter a esta organización internacional a un control externo», ha agregado el responsable de la cartera de Exteriores rusa.

El alto diplomático ruso ha indicado que Rusia ha planteado sus propias soluciones a la crisis.

«Todas las propuestas, expresadas por el presidente Vladimir Putin, han sido puestas por escrito y enviadas a Nueva York. Hemos hecho lo que hemos podido», ha sentenciado Lavrov.

Asimismo, Lavrov ha afirmado que Guterres está tratando de resolver la cuestión del transporte de grano desde los puertos ucranianos sin tener en cuenta los anuncios diarios de Rusia sobre los corredores humanitarios para este fin.

LAVROV: «KIEV NO APLICÓ LAS MEDIDAS DE MINSK»

Lavrov ha señalado que al acusar a Rusia de la supuesta anexión de Crimea, los estados occidentales «cancelan todo el trasfondo, que se había ido acumulando no solo desde febrero de 2014, sino durante la década anterior, cuando Ucrania fue arrastrada hacia la ruptura de sus lazos con Rusia».

«Ellos (Ucrania) tenían que decidir con quién querían estar: con Europa o con Rusia. Esto lo decían directamente los ministros, los funcionarios, los miembros de los gobiernos antes de cada elección en Ucrania. Mintieron cuando garantizaron un acuerdo con el expresidente ucraniano Viktor Yanukovich que fue anulado por la oposición; los acuerdos de Minsk de los que Alemania y Francia presumían», ha agregado el ministro.

Lavrov ha afirmado que Moscú indicó en repetidas ocasiones a París y Berlín que Kiev no aplicaba el paquete de medidas de Minsk y que se negaba públicamente a hacerlo.

«Se pusieron en la sombra, nos instaron a ‘ser comprensivos’ con el Estado ucraniano. Esta es la naturaleza de nuestros socios europeos. La conocemos bien. Se han vuelto del revés», ha zanjado el alto diplomático.

RUSIA ASEGURA QUE OCCIDENTE TEME «LA COMPETENCIA HONESTA»

Lavrov ha aseverado en la televisión bielorrusa que Occidente teme «la competencia honesta» y, por eso, actúa de forma deshonesta «anulando» la cultura de cualquier país de orientación nacional.

«Occidente tiene miedo de una competencia honesta, esto es ampliamente conocido. Por eso ‘anulan’ la cultura de cualquier país que hable desde sus propias posiciones de orientación nacional, prohíben las emisiones de los canales de televisión, prohíben a los políticos no deseados en las redes sociales y eliminan del espacio público todo lo que discrepa del concepto neoliberal del orden mundial», ha subrayado el ministro.

El alto diplomático ha recordado que «en uno de sus recientes discursos públicos, el presidente ruso Vladimir Putin calificó a Occidente de «imperio de la mentira», y Lavrov ha agegado que está «absolutamente de acuerdo con él».

Por otro lado, ha secundado la idea de que la mentira se ha convertido en el método elegido por el gobierno ucraniano para justificar sus acciones.

«No me sorprende que las mentiras se hayan convertido en el pan de cada día del gobierno ucraniano. Esto era cierto para el gobierno de Piotr Porposhenko, y lo mismo se aplica a Vladimir Zelenski», ha dicho el ministro.

«Recientemente, él (Zelenski) afirmó que los informes de las tropas ucranianas bombardeando el centro de la ciudad de Donetsk y otras zonas pobladas eran falsos. Sin embargo, incluso los medios de comunicación occidentales que blanquean a los neonazis ucranianos por todos los medios posibles ya han admitido que los informes que culpan a Rusia de esos hechos eran falsos», ha concluido Lavrov.

Fuente: Europa Press