Una niña ucraniana refugiada en Polonia


Una niña ucraniana refugiada en Polonia – Victoria Jones/PA Wire/dpa

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

MADRID, 29 Mar. (EUROPA PRESS) –

Al menos 5.000 personas han muerto, incluidos 210 niños, desde que comenzó la invasión rusa en Mariúpol, ciudad asediada por los bombardeos y donde alrededor de 160.000 personas siguen atrapadas sin disponer de servicios básicos, como agua corriente, luz o calefacción.

Las autoridades locales de Mariúpol han informado, además, de daños estructurales en cerca de 5.000 casas, lo que representa el 90 por ciento del parque total de viviendas de la ciudad. Además, más de 60.000 viviendas del sector privado han resultado dañadas, según ha recogido el portal de noticias ucraniano Babel.

MÁS DE 1.100 MUERTOS

Por otro lado, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas (OHCHR) ha contabilizado ya 1.151 muertos — entre ellos 15 chicas, 34 chicos y al menos 54 niños–, de los que 229 son hombres y 171 son mujeres.

Además, 1.824 personas han resultado heridas, siendo 34 chicas, 26 chicos, así como 73 niños. Del balance total de heridos, hay 1.336 adultos cuyo sexo aún se desconoce, tal y como recoge un comunicado de la institución.

Por regiones, Donetsk y Lugansk han registrado 377 muertos y 928 heridos, tanto en el territorio controlado por las autoproclamadas repúblicas — 60 muertos y 228 heridos, como en el controlado por el Gobierno ucraniano, donde se han contabilizado 317 muertos y
700 heridos.

En otras regiones de Ucrania, como en la capital de Ucrania, Kiev, así como en las ciudades de Cherkasy, Chernígov, Járkov, Jersón, Mikolaiv, Odesa, Sumy, Zaporiyia, Dnipropetrovsk y en Yitomir, hay al menos 774 muertos y 896 heridos.

OHCHR, sin embargo, considera que «las cifras reales son considerablemente más altas», ya que la recepción de información de
algunos lugares donde se han estado desarrollando intensas hostilidades se han retrasado y muchos informes están
aún pendiente de corroboración.

En concreto, esto afecta, por ejemplo, a Mariúupol y Volnovaja, así como en la ciudad de Izium (en la región de Járkov), en Popasna y Rubizhne (región de Lugansk) y Trostianets (región de Sumy),
donde hay denuncias de numerosas bajas civiles.

«OHCHR toma nota del informe de la Oficina del Fiscal General de Ucrania, según el cual a partir de las 8 de la mañana del 28 de marzo (hora local), 143 niños habían muerto y 216 resultaron heridos», ha zanjado la institución en su comunicado.

Fuente: Europa Press