/, Actualidad Económica, Cinco Días/Lance Armstrong se salva de la ruina gracias a su inversión en Uber

Lance Armstrong se salva de la ruina gracias a su inversión en Uber

El ex campeón de ciclismo Lance Armstrong, cuya caída en desgracia le costó millones de dólares en juicios y avales, ha desvelado que su inversión en Uber salvó a su familia, según confesó en una entrevista en la CNBC.

Armstrong, que fue despojado por dopaje de sus siete títulos del Tour de Francia y se le prohibió de por vida participar en competiciones, aportó 100.000 dólares a un fondo de capital de riesgo que invirtió en la compañía de coches con conductor en 2009. “Ha salvado a nuestra familia”, aseguró Armstrong, informa Reuters.

El exciclista dijo en la entrevista que no sabía que estaba invirtiendo en Uber, que en ese momento valía únicamente 3,7 millones, cuando le dio dinero al gestor Chris Sacca de Lowercase Capital. Uber, que se está preparando para salir a Bolsa el próximo año, puede llegar a valorarse en 120.000 millones, de acuerdo con las propuestas hechas por los bancos estadounidenses que ofertan ejecutar la oferta pública de venta (OPV).

Sin embargo, Armstrong no reveló cuánto vale actualmente su inversión en Uber, apuntando a que “es mucho más” de lo invertido y que “es demasiado bueno para ser verdad”. Cuando el entrevistador le preguntó si había ganado “10, 20, 30, 40 o 50 millones”, Armstrong respondió: “Es uno de esos. Es mucho, es mucho”. 

El estadounidense ganó el Tour de Francia siete veces en la pasada década, pero fue desposeído de sus títulos y sancionado de por vida en 2012 por la Agencia Antidopaje de los Estados Unidos después de acusarle de diseñar uno de los esquemas de dopaje más sofisticados en el mundo del deporte. El estadounidense admitió haber hecho trampa en una entrevista televisada en enero de 2013 con Oprah Winfrey.

Fuente: Cinco Días

By |2018-12-08T10:01:08+00:00diciembre 8th, 2018|Actualidad de Empresas, Actualidad Económica, Cinco Días|Comentarios desactivados en Lance Armstrong se salva de la ruina gracias a su inversión en Uber