BRUSELAS, 28 Jun. (EUROPA PRESS) –

La Unión Europea ha pedido este martes «arrojar luz» y establecer los hechos sobre el salto a la valla de Melilla que se saldó con al menos 23 personas muertas, aunque entiende que España y Marruecos iniciarán investigaciones después de la demandas del comité de Naciones Unidas para la Protección de los Trabajadores Migrantes y sus Familias.

«Es crucial arrojar luz sobre este incidente. Está en el interés de todos que eventos como este no se vuelvan a repetir en el futuro», ha señalado a Europa Press la portavoz de Exteriores de la UE, Nabila Massrali. «La violencia y la pérdida de vidas en las fronteras europeas externas es inaceptable. Es importante establecer los hechos de estos episodios deplorables», ha añadido.

La diplomacia comunitaria entiende que el cruce de frontera en Melilla que acabó con graves incidentes y decenas de migrantes muertos será investigado por la Fiscalía marroquí y el Defensor del Pueblo español, según ha declarado este mismo martes el ministro de Exteriores, José Manuel Albares.

Igualmente en Bruselas apuntan a una misión del Consejo Nacional de Derechos Humanos de Marruecos y recalcan que mantienen contactos estrechos con Naciones Unidas, cuyo comité sobre Migración ha urgido a España y Marruecos a abrir «inmediatamente» una investigación «exhaustiva, independiente y transparente».

En su comunicado, los expertos de Naciones Unidas ha instado al Gobierno marroquí a preservar los cuerpos de los fallecidos, a identificarlos y ofrecer el apoyo necesario para su traslado, en caso de que sea necesario, y piden a los países de la UE rutas «seguras» para una migración «ordenada» y tomar medidas para garantizar el respeto del derecho a solicitar asilo.

Para el grupo de Naciones Unidas es importante esclarecer los hechos y «determinar si las víctimas murieron al caer de la valla, en una estampida o como resultado de acciones cometidas por guardias fronterizos».

Este martes, la alta comisionada por los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Michelle Bachelet, ha solicitado a los gobiernos de España y Marruecos que lleven a cabo una investigación «efectiva» e «independiente» de lo ocurrido.

Por su lado, la UE se limitó este lunes a decir que mantiene contactos con las autoridades marroquíes para «entender las circunstancias detalladas» de lo sucedido, aunque evitó reclamar una investigación independiente del episodio en la valla de Melilla.

Fuente: Europa Press