IBIZA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) –

Delegación del Gobierno de Baleares ha informado de que, este viernes, han participado entre 250 y 300 asistentes en la protesta contra las nuevas restricciones que podrían aplicarse en municipios de la Isla para hacer frente a la transmisión del coronavirus.

En un comunicado, Delegación ha señalado que el acto ha finalizado con ocho actas por desobediencia a los agentes. Así, la Policía Nacional y la Policía Local de Ibiza han tenido que intervenir al detectarse incumplimientos en las medidas sanitarias, como no respetar el uso obligatorio de la mascarilla o las distancias.

En total, 15 participantes han sido identificados, levantándose ocho actas por desobediencia con propuestas de sanción. Las multas podrían llegar a los 2.000 euros por desobediencia a la autoridad al no atender al requerimiento del agente sobre las mascarillas.

Asimismo, no ha habido detenidos, según el balance provisional de la Policía Nacional.

La protesta había sido comunicada a la Dirección insular de la Administración del Estado

La protesta ha comenzado con una concentración frente a los Juzgados de Ibiza, para dirigirse después al paseo de Vara de Rey, recorriendo calles de la ciudad y gritando consignas como ‘Libertad, libertad’.

La protesta fue convocada este jueves a través de mensajes en redes sociales y en sistemas de mensajería telefónicos. En el texto se recordaba que el Govern tiene previsto confinar municipios de Ibiza debido a los rebrotes y aseguraba que hay «unos 23 pacientes en planta con diferentes patologías, sobre todo cardíacas, que han dado positivo en un PCR, que es como un rasca de la Once».

Su objetivo era «salir a la calle para parar esta gran farsa o no saldrá nadie en todo el invierno».

Fuente: Europa Press